La Secretaría de Salud, indolente en los casos de violencia contra las mujeres
machismo
Actualmente, prácticamente ninguna institución de salud en el estado cuenta con formatos para identificar a mujeres víctimas de violencia y el personal no está capacitado.

La Paz, Baja California Sur.- Cuando se habla de la aplicación de la NOM-SSA-046, en Baja California Sur (BCS) “están las leyes, pero no se cumplen, está la teoría, pero no está la práctica”, sentenció Jimena Garibay Cárdenas, facilitadora del Instituto Sudcaliforniano de la Mujer (ISMUJER) en impartición de talleres de Equidad y Género.

Luego de ofrecer talleres enfocados acerca de la aplicación de esta Norma Oficial Mexicana (NOM) en materia de servicios de salud por toda la entidad, Garibay Cárdenas identifica que la “violencia familiar, sexual y contra las mujeres” es un problema de salud pública que se ha venido minimizando por las instituciones públicas y la misma sociedad.

Desde que esta NOM fue publicada en el Diario Oficial de la Federación (DOF) en 2009, “los proveedores de los servicios de salud están obligados a aplicarla”, “si no se procede así, eso es objeto de sanción administrativa o penal, por negligencia”.

Y es que “la Secretaría de Salud debe capacitar a su personal en equidad y género y sensibilizar a su personal”, explica la facilitadora, con el fin de que logren identificar en pacientes posibles casos de violencia.

“¿Qué pasa si yo soy una mujer maltratada y voy al hospital y pues, sí, me atendieron las heridas, los golpes y todo, pero nunca me levantaron un reporte? Si esto ocurre, es un caso de negligencia u omisión”, precisa.

Recuerda que en Ciudad Constitución ninguna instancia pública de salud cuenta con psicóloga, y que trabajadoras sociales de distintas instituciones le aseguraron que ha habido quejas y se ha solicitado plaza para un especialista de esta índole, pero la Secretaría de Salud responde que “no es necesario”, que “no se necesita”.

Actualmente, señala, prácticamente en ninguna institución de salud en el estado se cuenta con formatos para identificar a mujeres víctimas de violencia y el personal no está capacitado.

El problema radica, opina Garibay Cárdenas, en que “los que tienen la toma de decisión, en este caso concreto en la Secretaría de Salud y en los hospitales, son hombres generalmente, en su mayoría, entonces, esos hombres, en su mayoría, no digo que todos, tienen patrones y reproducen estos patrones socioculturales, donde, además, incluso hasta los médicos piensan que, por ejemplo, la violencia de pareja es una cuestión de dos y que no te tienes que meter, o que el sexo forzado en el matrimonio no constituye una violación”.

“La violencia de género existe porque está la sociedad patriarcal”, culminó reflexionando, “donde hay patrones y estereotipos, donde se crean expectativas sobre la mujer o se dice que las mujeres son responsables de la violencia o se les exime de su responsabilidad a los hombres porque por el hecho de ser hombres son violentos por naturaleza”.

¡Comparte!

* * *