La política de hoy: “ofertas sin soporte en peligro de quedar en puras promesas” opina investigador universitario
El doctor en Filosofía y Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Rubén Salmerón, opina acerca de distintos tópicos que en este momento nos rondan a todos los ciudadanos, tales como política, empleo y educación.
El doctor en Filosofía y Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Rubén Salmerón, opina acerca de distintos tópicos que en este momento nos rondan a todos los ciudadanos, tales como política, empleo y educación.

A tres semanas de las elecciones de gobernadores, alcaldes y diputados, distintas situaciones han salido a la luz, convirtiéndose por primera vez en temas del público en general. La balanza puede inclinarse para cualquier lado aún, cada decisión sustentada del elector será lo que valga en un futuro para sentirse orgullosos de ser partícipes del “cambio” que tanto se espera, por esto, la opinión de pensadores e intelectuales que viven en La Paz es fundamental para abrir nuestro panorama.

El doctor en Filosofía y Profesor-Investigador de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), Rubén Salmerón, opina acerca de distintos tópicos que en este momento nos rondan a todos los ciudadanos, tales como política, empleo y educación.

En cuanto a política, el doctor sostiene que gracias a la manipulación mediática es que hoy ésta “se ha vuelto una promoción de inducción subliminal” que más allá de informar desinforma, además de respaldar la confianza de la población en tan endeble apoyo como lo son las ofertas sin soporte. “Se corre el peligro de que queden en puras promesas. Que sea eso nada más, una exposición de personas y partidos”. Sostuvo que el principal ejemplo de esto es el constante cambio de bando que practican los políticos actuales, “sin importar, muchas veces, declaraciones del principio, programas de acción, estatutos que se supone que en cada partido es diferente, ahorita todos los gatos son pardos”.

Al referirse a la carencia de empleo, recordó el tema de las grandes desarrolladoras turísticas y empresas inmobiliarias, mencionando que “lo que hacen es, sí, generar empleos, pero en la misma medida, en algunos casos, que des emplean, por ejemplo las actividades tradicionales: la pesca, ciertas formas de agricultura, digamos, basadas en los pequeños propietarios, son desalojados, destituidos”. Apuntó que los empleos generados son “temporales, mal pagados, donde no hay un control de la Ley Federal del Trabajo”. De la misma manera, recordó la situación de jóvenes egresados de las Universidades de la ciudad, quienes seguramente no ejercerán sus estudios, sino serán parte de la fuerza laboral de estas inmobiliarias. Enfocándose en las determinaciones que tendrán que tomar nuestros próximos administradores y representantes de la ciudad y el Estado, acepta que no ve “aquí en cortito cómo ser cumplida una promesa de esas”, como ofrecer solucionar los problemas de empleo.

Referente a la educación, abriéndole un horizonte recordatorio de la situación actual de la Universidad, los Colegios de Bachilleres, así como la calidad y oferta educativa que se tiene en el Estado, el doctor opinó que actualmente la educación es más parecida a la “instrucción”, pues no se cumple con el sentido de “educar”, que tiene que ver con formar, y formación es precisamente lo que no ofrece la educación hoy en día. “Los sistemas administrativos de educación están en manos de grupos, de intereses de grupos, de intereses de personas, caciquiles en muchos casos, sindicales. En cuanto a calidad, veo una tremenda desorientación, no se sabe para qué se está formando […] la educación sería el garante de que una Nación tiene una forma espiritual, y aquí no se ve y ni se ve que puedan pensar en ello, que tengan una idea, menos un compromiso […] lo que veo, así, brutalmente, es pura demagogia”.

Por último, dio a los medios de comunicación la responsabilidad de no ser tan sólo informadores, sino formadores de opinión pública y “comunicadores formando comunidades”, pues considera prioritario para la ciudad, el Estado y el país, llegar a una formación adecuada y crítica de cada individuo, pues de no avanzar por la senda de la educación, corremos el riesgo de perder todo sentido espiritual, moral y ético.

¡Comparte!

* * *