Se han convertido en una competencia desleal para los comerciantes establecidos.

La Marina de CSL,“paraíso” de los ambulantes

Los Cabos, Baja California Sur .- Cada vez que un turista desciende de un crucero  que atraca en la marina de CSL, una nube de vendedores ambulantes lo rodea ofreciéndole sus mercancías, convirtiéndose así en una desleal competencia para los comerciantes establecidos en la zona, quienes lamentan que ellos “si pagan renta e impuestos” por ejercer su labor empresarial.

No es la primera vez que los propietarios de los negocios establecidos a lo largo de la Marina de Cabo San Lucas han manifestado su descontento por la manera en la que “ofrecen” sus servicios los vendedores ambulantes, quienes, según los inconformes, “violan la ley en la dársena con la complicidad de los mismos vigilantes de Administración Portuaria Integral (API)”.

Un ejemplo es quienes ofrecen recorridos para ir a ver a las ballenas en los denominados “Whale Tours”, que se colocan en el muelle donde llegan los turistas y los abordan para que contraten los recorridos, violando los tres metros que tienen permitido entre su embarcación y la distancia para abordar algún posible cliente.

En entrevista con uno de los negocios que ofrecen servicios similares como tours a la Playa del Amor, el Arco de Cabo San Lucas, motos, caballos o camellos, se quejaron de lo injusto que es pagar renta y acatar las reglas, “mientras la competencia desleal, no la paga y viola el reglamento”.

“Ustedes pueden darse cuenta en este momento que la mayoría de los vendedores están abordando a los turistas que están bajando del crucero, pero no respetan el reglamento, se colocan frente a nuestros locales y nos tapan el negocio, ya que ellos forman un tipo de cadena humana llena de carteles y, sin importarles el reglamento que se encuentra al reverso de su permiso “coyotean” al turismo”.

Sobre el tema de la seguridad de API, los mismos negocios mencionan “pues los reportamos con la seguridad, vienen, les llaman la atención, se retiran, pero a los pocos minutos están de nueva cuenta obstruyendo el libre tránsito hacia nosotros, hostigando al visitante e impidiendo que puedan transitar libremente por los diversos locales quienes si pagamos renta, permisos, etcétera.”

Vale la pena señalar que en los permisos que expide el API a todo vendedor se especifica que no podrán estar a más de tres metros de la puerta o muelle que se asigna según el carnet del prestador de servicios, situación que muchos violan, y llegan a estar hasta más de 30 metros de su área.

¡Comparte!

* * *