Priistas reaccionan ante las aspiraciones del dos veces candidato a la gubernatura.

La Grilla II: Ricardo Barroso, el chamaco que quiere ser alcalde de La Paz

La Paz, Baja California Sur.-  Luego de que en redes sociales circulara una fotografía donde se saludaban con efusivo abrazo el gobernador de Baja California Sur, Carlos Mendoza Davis y el dos veces perdedor a la gubernatura, Ricardo Barroso Agramont, militantes tanto del Partido Acción Nacional (PAN) como del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reaccionaron de manera negativa ante el encuentro.

“Nuestro gobernador no puede darle un abrazo a alguien tan traicionero como lo es el chamaco baboso de Ricardo (Barroso); y digo de manera muy enérgica que es un traicionero, porque ni en su propio partido lo quieren por haberse vendido con grupo Los Cabos y Narciso Agúndez en las elecciones del 2015, traicionando a su propio candidato en Los Cabos, Alberto Treviño” apuntó Roberto Ceseña, quien se dijo panista desde hace 23 años.

Ángel Mendívil mencionó en una publicación en redes sociales “hay que ser bastante cínico para darle un abrazo al Gobernador del estado, sabiendo que, para ganar la elección a gobernador en el 2015, filtró varias conversaciones por teléfono del entonces candidato Carlos Mendoza Davis a medios nacionales y personas, con la finalidad de exhibirlo.”

Barroso Agramont, quien fuera cuestionado por los sudcalifornianos en 2013 por aprobar la homologación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en zona fronteriza, reconoció entre sus cercanos en su momento que dicha aprobación “si afectó a Baja California Sur, pero que iba hacer, era una petición del presidente de la república y pertenecíamos al mismo partido (PRI)”.

En entrevista, un activista del PRI, quien colaboró para Ricardo Barroso en las campañas del 2011, 2012 y 2015, pidiendo omitir su nombre señaló “con esta declaración, Ricardo Barroso sabrá quién soy, pero puedo decirles que lo mejor que le pudo pasar a Baja California Sur fue que no ganara ninguna de las dos elecciones a gobernador. En ambas campañas me tocó coordinarle algunos distritos y agenda, tanto en La Paz, como en Los Cabos. Ricardo Barroso es un chamaco inmaduro que descubrió que las campañas políticas son para ganar dinero; nunca llegó a una reunión a la hora estipulada, siempre se presentó con retraso, metiendo un y mil pretextos. La primer campaña fue mucho mejor que la segunda, ya que, en la elección del 2015, nos encontramos con ciudadanos que no querían saber nada de Barroso, nos aventaban la publicidad y, no me dejará mentir, el día que nos acompañó Ivonne Ortega en las calles Luis Donaldo Colosio y Forjadores, en La Paz, muchas familias simplemente le decían: ya regresaste, ya se te acabo el hueso ¿verdad? y con tono de burla le regresaban la publicidad.”

“Ya comenzó Barroso con algunas llamadas telefónicas al grupo que piensa que esta con él todavía. A un servidor todavía no me llama, pero lo va hacer; está diciendo que el gobernador está desesperado y que lo necesita para La Paz, ya que ninguno de sus candidatos pudieron levantar y agradar al electorado paceño; que según el mismo Carlos Mendoza le pidió ayuda y que quiere a alguien fuerte para pelearle a MORENA en la capital haciendo una alianza PAN-PRI, aunque sea de facto. Este chamaco (Ricardo Barroso), -así lo llamamos algunos que sabemos cómo se comporta- piensa que tiene la misma popularidad del 2011 y obviamente no es así; no sé si sea cierto que el Gobernador lo esté buscando con desesperación, pero sí puedo decirles que a Ricardo si le urge otra nueva campaña política, para sacar su ganancia económica.”

“Ricardo Barroso es muy hablador, muchos ya estamos curados de eso, pero igual puede engañar a otros. Recuerdo que en el 2012 dijo que a él lo mandaron como segunda fórmula en la candidatura al Senado para que el viejito (Isaías González) se pusiera a buscar los votos, ya que tenía que demostrar que tenía simpatizantes en el PRI y que él (Ricardo) ya estaba seguro en el Senado por la recompensa de haber dejado pasar a Marcos Covarrubias en la gubernatura. Y la historia del 2015 también la saben, según nos dijo en una reunión celebrada en Fidepaz que Narciso Agundez y él, ya habían pactado para ir en conjunto, ya que Alberto Treviño no estaba levantando en la campaña y Agúndez sería el próximo presidente municipal de Los Cabos”.

“No dudo ni poquito que esa foto que salió en redes sociales, él mismo la haya propiciado y mandado a diversos personajes; tratando de justificar lo que está diciendo que el gobernador este desesperado buscándolo para ser candidato a buscar la alcaldía de La Paz”, puntualizó el priista.

¡Comparte!

* * *