Hasta le dispararon los ministeriales para hacerlo confesar, denuncia ciudadano

Héctor Miranda