Hasta le dispararon los ministeriales para hacerlo confesar, denuncia ciudadano
Fernando Alfonso Méndez Gómez
Fernando Alfonso Méndez Gómez, denunció este 17 de mayo, ante el Ministerio Público, haber sido torturado por elementos de la Policía Ministerial del Estado.

La Paz, Baja California Sur.- Un peleador profesional de artes marciales mixtas, Fernando Alfonso Méndez Gómez, denunció este 17 de mayo, ante el Ministerio Público, haber sido torturado por elementos de la Policía Ministerial del Estado. El abuso llegó a tal grado que fue herido en la pierna derecha, el abdomen y el brazo izquierda como consecuencia de un disparo realizado por un agente en la sala de interrogaciones de la propia Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE).

Méndez Gómez fue raptado por la policía ministerial el pasado domingo 12 de mayo, en la colonia Ampliación Jardines del Sur. Lo acusaron de ser autor de un robo con violencia y lo trasladaron a la sala de interrogatorios de la PGJE, donde fue torturado física y psicológicamente mientras permanecía esposado. Lo golpearon en el rostro en diversas ocasiones y lo amenazaron de muerte, incluso dispararon un arma para persuadirlo a declararse culpable causándole heridas en la pierna derecha, el abdomen y el brazo izquierdo.

“Me meten a una oficina, un cuarto, y me están haciendo preguntas y me están torturando. Me golpean en la cara, esposado con los brazos hacia atrás, sin derecho a nada, ni una llamada, ni mi familia, absolutamente aislado, nada. Y después de los golpes hacen un disparo, un agente que me amenazó verbalmente, me dijo varias palabras, que me iba a cargar la chingada, que me iba a partir mi madre, muchas groserías… que me iba a joder. Después de las cachetadas y todo suelta un impacto que pega en el suelo y me botan todas las esquirlas. En la pierna y en el brazo están alojados”.

Los oficiales al realizar la detonación para asustar al detenido también lastimaron a un compañero, quien recibió impacto de esquirlas, pero en los glúteos.

Fernando Alfonso acusa directamente al comandante de la zona uno y a su personal, específicamente a un agente apodado “El Coyote”.

La víctima asegura no contar con antecedentes penales y recuerda que después de la golpiza y el disparo estuvo en confrontación con los denunciantes, quienes no lo señalaron como culpable.

Su abogado, a la postre ex policía ministerial, Sergio David Calderón Agúndez, confirma que su cliente estuvo incomunicado durante 48 horas.

“Claramente fue torturado para supuestamente arrancarle la investigación que ellos traen sobre un supuesto robo con violencia. Ellos, al sentirse que no pueden con la investigación, forzosamente están buscando un culpable, no les importa quién es […] Es inconcebible que la supuesta policía acreditable esté aplicando este tipo de técnicas de investigación, si así se les puede llamar”.

El joven afectado hizo un llamado al procurador de justicia, Gamil Arreola Leal, para que tome cartas en el asunto y evitar en el futuro una desgracia, la muerte de un inocente en manos de una policía que es protegida por el estado.

¡Comparte!

* * *