Fuman universitarios la pipa de la paz

Al cierre de esta edición, el Killiki, el Porras, el Vale, el Pifas, el Dante, el Dani y el dr. Madrigal y una que otra inocente palomita ya se habían suscrito para dirigir la máxima casa de estudios de los sudcalifornianos.
Al cierre de esta edición, el Killiki, el Porras, el Vale, el Pifas, el Dante, el Dani y el dr. Madrigal y una que otra inocente palomita ya se habían suscrito para dirigir la máxima casa de estudios de los sudcalifornianos.

Somos correas del mismo cuero: Villavicencio
La ley no está sujeta a interpretaciones: De la Rosa

Es tiempo de trabajar por la educación y el profesionalismo de nuestra casa de estudios dijo quien fuera rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, Gustavo Cruz al encabezar el evento de hermandad universitaria de fin de año al que fue convocada la comunidad académica y administrativa, así como algunos estudiantes destacados.

Convocados alrededor de un temazcal instalado en la explanada de rectoría donde los dos rectores fueron introducidos a una ceremonia de limpia para el karma de las dos autoridades por trabajadores jubilados miembro de la fraternidad universal, los dos rectores, cubiertos exclusivamente de un taparrabo, se introdujeron al interior del centro ceremonial donde aspiraron los vapores curativos de la reconciliación.

“La ley no está sujeta a interpretaciones” dijo el abogado universitario al ser entrevistado mientras la comunidad universitaria entonaba cánticos cherokee de la paz y mantras budistas para liberar a la universidad de su oscuro pasado quien dijo que la concordia entre los universitarios es algo anhelado por todos los grupúsculos sin distingo de su procedencia.

Al salir, de la mano, sudando la discordia que una vez lo separó y visiblemente en trance, ambos rectores acudieron a una reunión ante el pleno del Consejo Universitario en la que convocaron a un nuevo mecanismo de elecciones en  la que se pueda participar la comunidad sudcaliforniana para contender por la rectoría la cual fue aprobada con mayor una velocidad que hubiese sorprendido a la XII Legislatura.

Reunidos alrededor de la fogata y hasta altas horas de lo noche los universitarios fueron recibiendo los papiros acompañados de la documentación de los contendientes universitarios.

Al cierre de esta edición, el Killiki, el Porras, el Vale, el Pifas, el Dante, el Dani y el dr. Madrigal y una que otra inocente palomita ya se habían suscrito para dirigir la máxima casa de estudios de los sudcalifornianos.

¡Comparte!

* * *