Es la de LAD una campaña austera y al margen de quienes poseen el poder económico, asegura

Héctor Miranda