Entregan profesores más de 3 mil solicitudes de amparo contra la reforma educativa
Profes se amparan
En el estado hay alrededor de cinco mil ochocientos profesores de educación básica, lo que significa que más de la mitad optaron por ampararse.

La Paz, Baja California Sur.- El Comité Ejecutivo Seccional Democrático (CESD) recabó más de tres mil solicitudes de amparo contra la reforma educativa, sólo de profesores de educación básica, en todo el estado. Con cajas repletas de peticiones de amparo, los secretarios generales de la agrupación magisterial acudieron al Poder Judicial de la Federación (PJF), en donde les fueron recibidas sus demandas.

Estas acciones se llevan a cabo en la mayoría de los estados de la república. Este viernes 12 de abril se cumple la tercera fecha de entrega de amparos, cerrando la última etapa el lunes 15 del mismo mes.

En el estado hay alrededor de cinco mil ochocientos profesores de educación básica, lo que significa que más de la mitad optaron por ampararse.

Francisco Javier Salgado Agúndez, uno de los tres secretarios del CESD, asegura que hay “noticias de que a algunos contingentes que entregaron en la primera etapa ya les están, de alguna manera, notificando cierta suspensión de los efectos de esta reforma”.

Asimismo, se refirió a la posición del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), “el grupo institucional”, ante las reformas a los artículos 3 y 73, dejando ver que la estrategia de reservarse hasta la notificación de las leyes reglamentarias para manifestarse, es simplemente aceptar de facto esta medida. Y si bien, un amparo contra la Carta Magna es improcedente, el “documento jurídico” que presentan se encuentra sustentado en el derecho internacional, aseveró:

“El gobierno mexicano tiene convenios con organismos internacionales, donde de manera clara se establece que ningún país miembro de la Organización Internacional del Trabajo no puede modificar sus leyes de manera regresiva […] Lo otro es que las garantías y los derechos individuales no solamente son derechos políticos ni derechos laborales, sino que son derechos humanos, y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos también, en su legislación, es muy clara: no se podrán ver afectados los derechos de los trabajadores por ninguna legislación de sus países miembros”.

Finalmente, Salgado Agúndez lamentó que aún existan profesores que, a pesar de las evidencias, de manera “inconcebible” continúen simpatizando con los institucionales: “Parece cosa de risa, pero hay compañeros que siguen todavía manifestando esa lealtad”.

¡Comparte!

* * *