Entre OXXOS e informales, se hunden los pequeños comerciantes

Héctor Miranda