En un verdadero circo se convirtió “reunión informativa” con La Pitalla
 
 
 
 

La reunión arrancó a las nueve de la mañana con una tensión constante entre los opositores al proyecto San Antonio de Minera La Pitalla y quienes se dijeron habitantes de la comunidad donde se pretende llevar a cabo actividades de extracción de oro y otros minerales.
La reunión arrancó a las nueve de la mañana con una tensión constante entre los opositores al proyecto San Antonio de Minera La Pitalla y quienes se dijeron habitantes de la comunidad donde se pretende llevar a cabo actividades de extracción de oro y otros minerales.

Mineros reciben denostación pública, ambientalistas festejan en las calles

Una serie de problemas logísticos aunados a la efervescencia social que han provocado las actividades de Mineros y Ambientalistas provocaron que la “reunión informativa” para la Manifestación de Impacto Ambiental del proyecto minero San Antonio celebrada el día de ayer estuviese más marcada por demostraciones de uno y otro bando que verdaderos argumentos para la discusión del controvertido proyecto.

Escupitajos, consignas contra tirios y troyanos, llamadas de atención de parte de las autoridades quienes más de una vez amenazaron con cancelar la reunión, hicieron de esta “consulta” ofrecida con recursos públicos, un verdadero circo más cercano a un Talk Show que a una verdadera mesa de diálogo sobre las repercusiones que acarrearía la minería en el estado.

La reunión arrancó a las nueve de la mañana con una tensión constante entre los opositores al proyecto San Antonio de Minera La Pitalla y quienes se dijeron habitantes de la comunidad donde se pretende llevar a cabo actividades de extracción de oro y otros minerales quienes, moderados por representantes de la Dirección General de Riesgo e Impacto Ambiental de SEMARNAT y ante representantes de la compañía minera promovente escucharon uno a uno a los más de 50 participantes que expusieron sus argumento, a favor y en contra de la puesta en marcha del polémico proyecto.

A las 12 de la mañana ya habían sido convocados dos recesos extraordinarios para detener los animados abucheos y rechiflas contra unos y otros participantes.

Mientras algunos organismos venían más preparados que otros, lo que si trascendió fue cuando se pidió que el proyecto minero adecuara sus manifestaciones de impacto a los planes de urbanización municipal y de desarrollo y ordenamiento ecológico estatales, solicitud que hicieron tanto miembros de ONG’s como Niparajá, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental así como el consejo ciudadano de la propia Semarnat.

También participaron ciudadanos de la zona de Los Planes quienes fueron abucheados por los asistentes.

En reiteradas ocasiones la ciudadanía cuestionó la situación del manejo del arsénico producto de desecho de la minería, y el plan de mitigación que propusieron al inicio de la reunión pública.

Entre las personas que apoyaban el proyecto minero se contaron quienes se dijeron habitantes de la comunidad de San Antonio, algunos se atrevieron a decir que fueron transportados por la empresa La Pitalla al evento que se llevó a cabo ayer en La Paz.

No obstante las constantes llamadas de atención para la “participativa audiencia”, la cosa se venía desarrollando en relativa calma hasta que, después de las 3 de la tarde uno de los expositores, que presentaba su postura a favor la conservación del paisaje, luego de su exposición bajó del presidio para escupir ante los empresarios mineros.

Luego de que ello provocase un nuevo receso y una llamada al orden más seria, comenzó una accidentada sesión de preguntas y respuestas durante la cual las rechiflas contra la minería no pudieron cesar.

Al llegar las 5 de la tarde, hora convenida para la conclusión de la reunión un grupo de personas, comenzaron consignas contra la “minería tóxica” y la falta de argumentos.

“¡Queremos respuestas, queremos respuestas!” repetía una autentica turba de jóvenes que rodearon a los empresarios de saco y corbata lo que provocó su desbandada antes de la clausura de esta reunión.

En medio de gritos y sombrerazos, Mateo Castillo Ceja, titular de la unidad de coordinación de participación social de la Secretaría federal, llevó a cabo una apresurada clausura de la reunión.

En un auténtico éxtasis ambientalista, los participantes anti minera llevaron a cabo un gallo automovilístico recorriendo la avenida Abasolo y luego hacia el Malecón hasta donde los puestos del carnaval les permitieron.

Sin una clausura oficial, no constó ante los asistentes la firma de un acta circunstanciada que diera validez a los trabajos de la reunión.

Luego de asistir a consulta pública, el descontento antiminero tomó las calles.

Un contingente de asistentes de la fiesta de acción participativa que abordó la reunión pública convocada por las autoridades tomó las calles sin miramientos.

Saliendo del Crown Plaza, cual reinas de carnaval, un gallo recorrió la calle Abasolo y dio vueltas por la  algarabía carnavalesca que ya baña el malecón costero  de la capital  del estado.

Los manifestantes portando una bandera canadiense que cuestionaba al controvertido proyecto minero de capital extranjero, desfilaba la noche de este miércoles sin precedente en la historia de las celebraciones carnestolendas del puerto.

Luego tomaron la Allende.

Tocando a todo lo que daba pitos y cornetas, la comparsa llevó su argumento sobre la minería tóxica hasta las puertas de la presidenta municipal.

Nadie le dio recibimiento a estas demandas. Minera La Pitalla se abstuvo de hacer comentarios una vez acabada la reunión.  Hoy por la mañana, el Centro Mexicano de Derecho Ambiental será anfitrión de una conferencia de prensa.

http://www.youtube.com/watch?v=WPugbnLun8E&feature=player_embedded

¡Comparte!

* * *