En la quiebra el PRD estatal. “Estamos muy mal”, acepta su dirigente

Héctor Miranda