En el Tribunal Superior de Justicia mejor hay que “cerrar una página e iniciar otra” recomienda su presidente

Héctor Miranda