En el Puente de la Ocho más lento que por el Malecón

Héctor Miranda