En el abandono, la mayoría de los ancianos internados en el Asilo San Vicente

Héctor Miranda