El Salvatierra más que “hospital bonito” debe ser eficaz y a la altura de las necesidades de los derechohabientes

Héctor Miranda