El Pabellón Cultural, una pesada carga financiera, admite el ayuntamiento cabeño

Héctor Miranda