El libre acceso a playas, ni graciosa concesión ni tema a discusión, señala Península de los Sueños

Héctor Miranda