El graffiti, ¿arte o desastre?

Iván Gaxiola

Si bien para algunos el graffiti sigue siendo un método de linde territorial, travesura o deporte extremo (correr de la policía es parte del deporte), para estos chavos es un poco de las tres, pero arte principalmente, el arte es el nervio de su designio.

Si bien para algunos el graffiti sigue siendo un método de linde territorial, travesura o deporte extremo (correr de la policía es parte del deporte), para estos chavos es un poco de las tres, pero arte principalmente, el arte es el nervio de su designio.

Algunos muros de la ciudad se han visto bajo tinta y pintura de spray desde hace varios años, sin embargo la nueva tendencia del graffiti, que hasta ahora pretende inundar La Paz, puede redireccionar la visión que se tiene de este medio de expresión artística. Zenok (en el centro y otros puntos de la ciudad), Ethos (en Santa Fe), Person, Dark (ambos en colonia Progreso) y Faraón (en Cabo San Lucas), son algunos de los creadores jóvenes en este ámbito. Si bien para algunos el graffiti sigue siendo un método de linde territorial, travesura o deporte extremo (correr de la policía es parte del deporte), para estos chavos es un poco de las tres, pero arte principalmente, el arte es el nervio de su designio.

 Faraón: […] de morro si grafiteas en la calle, porque es lo chido, es la base, la resistencia, ir en contra del pedo […] pero creces y dices: está cabrón que te metan al bote por un rayón, mejor que te paguen por hacerlo, entrar a competencias donde capturas técnicas, hay una retroalimentación […] debes aprender a canalizar la magia, usarla en determinado tiempo, así ande crudo, debe salir.

 Las técnicas han evolucionado con los años, lo que se hacía sólo con latas de pintura en aerosol, con spray y con los típicos rotuladores “Edding” o “Pilot”, ahora se ha convertido en una ingeniería de instalaciones que incluye, por los más artificiosos artistas: andamios; brochas; bombas de aire para air brush, con todo el equipo que esto conlleva; rodillos; esponjas; stencils; destornilladores para chapas; ácidos para corroer superficies; cera; gises; calcomanías y carteles.

La línea que se pretende seguir en La Paz es la que ya tiene tiempo en lugares como Londres, Sao Paulo y Barcelona, la línea del stencil a la par de la línea del artificio. El stencil ofrece rapidez y es empleado más comúnmente como crítica social o política, por lo regular es ilegal. El graffiti que requiere de grandes espacios y mayor cantidad de tiempo, suele ser permitido y el Gobierno presta espacios para la realización de dichos proyectos. Sin embargo la pregunta será eterna ¿arte o desastre?, ¿arte o vandalismo? El graffiti va acompañado de un espíritu transgresor inviolable y en algún momento estos artistas deben hacerlo de manera ilegal, pues es la esencia de su expresión.

Existen sitios en la red donde el acercamiento a la historia, y a los mismos artistas puede ser más pronunciada como: http://www.valladolidwebmusical.org/graffiti/historia/01intro.html, o revistas de publicación nacional: “Virus”, “Ilegal Squad”, Graffiti”, “Graffito”. En La Paz podemos encontrar trabajos en el acueducto que se encuentra frente al molino del malecón, en la esquina de Zaragoza y Madero y en los alrededores de la oficina de Correos, así como en las colonias antes mencionadas.


* * *

2 Responses to El graffiti, ¿arte o desastre?

  1. Maria la del Barrio 07/05/2010 en 12:14 PM

    Hay algunos chamacos que son verdaderos artistas y que por falta de espacios y de escuelas serias se pierden en el despapaye y la droga.
    lastima que al reportero se le paso dar informacion de algun grupo en activo.

  2. VAN GOG 07/05/2010 en 12:26 PM

    ARTE MIS WEVOS; PINCHES CHAMACOS BAQUETONES, PRÓFUGOS DEL CONTUMEN, MEJOR DEB ERÍAN GRAFITEARSE LAS NALGAS Y, DEJAR DE ENSUCIAR LA CIUDAD.

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.