Juez de Distrito concede suspensión definitiva dentro de juicio de amparo de Zalates contra el Ejido Cabo San Lucas.

Ejido también pierde con Los Zalates

Los Cabos, Baja California Sur.-  Juez de Distrito concede suspensión definitiva dentro de juicio de amparo de Zalates contra el Ejido Cabo San Lucas. El ejido intentaba cancelarle a la empresa violando un proceso judicial. Zalates sigue en posesión y administración de los terrenos.

Recibimos un comunicado a la opinión pública de la Empresa Los Zalates que transcribimos a continuación:

Ante lo expresado en la Emisora Cabo Mil por el abogado Essaú González Arbizu, esta empresa afirma rotundamente que dicho abogado miente, y al Profesor José Manuel Guereña, como Presidente del Comisariado, lo está llevando a otra pérdida de patrimonio ejidal, pues sus actos tendrán consecuencia para el Ejido. Quiere engañar a la opinión pública e intenta seguir engañando a los ejidatarios. Están a punto de conseguir hacerle un daño patrimonial al Ejido Cabo San Lucas, con la pérdida de más de cuatrocientas cincuenta hectáreas. Y es que, abogado y presidente del comisariado, intentando hacer una doble venta, se han tropezado con un amparo federal.

Las 450 hectáreas que mediante contrato legal y previo pago parcial fueron entregadas a Los Zalates de Cabo, suficientes para sustentar quince mil familias, seguirán en poder de la empresa, que promovió y obtuvo la protección de la justicia Federal. Los Zalates además ya presentó la fianza solicitada ante el Tribunal de Distrito, que concede la suspensión definitiva. Ahora procederemos a demostrar las inconsistencias del abogado y su incumplimiento en la parte que le correspondía trabajar. Los ejidatarios deben saber que su abogado, pese a recibir dinero de ambas partes, incumplió su trabajo y levanta una cortina de humo para poder seguir lucrando.

Seguiremos haciendo nuestro trabajo de regularizar los terrenos y reubicar a las familias en riesgo, para que puedan contar con un patrimonio seguro y estable sin invadir. Es nuestro compromiso.

¡Comparte!

* * *