Disponen los sudcalifornianos tres veces menos de agua que el promedio nacional

Héctor Miranda