Desde marzo sabían diputados de las irregularidades financieras del Congreso

Héctor Miranda