Depuración de “elementos nocivos” en las policías estatales garantiza el gobernador

Héctor Miranda