Denuncian tráfico de influencias en litigio de tierras de la  familia Villarino
“La gente que tiene derecho al bien hereditario no ha podido accesar a él, salvo algunos que sí se han aferrado a la tierra porque no tienen otra alternativa, pero el tipo ese, el médico, los está controlando, los tiene comprados, porque trabajan para él”, aseguró el abogado representante de los Villarino.
“La gente que tiene derecho al bien hereditario no ha podido accesar a él, salvo algunos que sí se han aferrado a la tierra porque no tienen otra alternativa, pero el tipo ese, el médico, los está controlando, los tiene comprados, porque trabajan para él”, aseguró el abogado representante de los Villarino.

El día de ayer en los tribunales de justicia del estado se develó un caso que será escuchado, divulgado y paseado una y otra vez. Tierras, millones de dólares, invasiones, influencias y demás se encierran tras la denuncia pública que seis estirpes herederas de Dionisia Villalobos Albáñez, la familia Villarino, preparan para recuperar sus tierras, mismas que se encuentran en lucha desde 1909.

Pronto se expondrán “todas las triquiñuelas que ha habido en el juicio, todo para proteger a algunos políticos. Hay uno que está bien identificado […] acaba de entrar a la administración municipal […] no puedo decir el nombre, pero es un doctor […] estamos en la etapa definitiva”, explicó el abogado representante de los denunciantes, Enrique Zazueta Famanía.

La familia y el abogado fueron atendidos por la Juez III de lo Civil, Lorenia Cinco Quintana, que aunque “atenta”, reconoció Zazueta Famanía, no ha ofrecido los resultados que desearían las familias. “Como es un asunto cuantioso, en cuanto a lo económico”.

Y es que el predio que reclama la familia se trata de ocho mil hectáreas de cuatro sitios de ganado mayor, que tiene cerca de diez kilómetros de playa.

“La gente que tiene derecho al bien hereditario no ha podido accesar a él, salvo algunos que sí se han aferrado a la tierra porque no tienen otra alternativa, pero el tipo ese [el sospechoso doctor que trabaja en el Ayuntamiento de La Paz], el médico, los está controlando, los tiene comprados, porque trabajan para él”, aseguró el abogado representante de los Villarino.

El siguiente paso, concluyó Zazueta Famanía, será informar al magistrado presidente sobre la denuncia e iniciar una serie de señalizaciones, denuncias y sombrerazos.

¡Comparte!

* * *