Ya no soportan trabajadores represalias, abusos y acoso del sindicato blanco de Coppel y Ley

Héctor Miranda