Denuncian colusión de la Policía Municipal de La Paz con grupos delictivos
Corrupcion en la DSyTM
Según denuncias ciudadanas ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y el Ministerio Público (MP), altos rangos de esta corporación trabajan junto al grupo delictivo “Los Poblanos”, en el predio “Maurel”, de esta ciudad capital.

La Paz, Baja California Sur.- Abuso de la fuerza y colusión con el crimen, son las acusaciones que pesan contra la Policía Municipal de La Paz.

Según denuncias ciudadanas ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDH) y el Ministerio Público (MP), altos rangos de esta corporación trabajan junto al grupo delictivo “Los Poblanos”, en el predio “Maurel”, de esta ciudad capital. Este sitio, señalan, pertenece a Eduardo Teodoro García Simental, “El Teo”.

Rafael Ibarra Silva, gestor social y ex presidente del “Comité Vecino Vigilante” que opera en Maurel, programa de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), renunció a su cargo luego de amenazas de Los Poblanos y de ser detenido sin razón por la Policía Municipal, quienes lo obligaron a salir de esta invasión escoltándolo con vehículos oficiales para desalojar su hogar. Esto luego de que denunciara ante la propia corporación municipal las irregularidades y delitos cometidos por este grupo del crimen.

“Me percaté que en este lugar no solamente se instalaron las familias a través de la invasión o el despojo del predio y las casas que aquí construyeron, sino que se encuentra un grupo de personas, a las cuales apodan Los Poblanos, que operan en este sector de la ciudad en diversas actividades ilícitas como una organización de delincuencia y a quienes se les da protección por policías y autoridades municipales, quienes presumen que este predio pertenece a El Teo”.

Ibarra Silva dirigió una misiva a Gamil Abelardo Arreola Leal, titular de la PGJE, exponiendo su caso el pasado 16 de abril del año en curso. Al día siguiente se presentó en el MP e interpuso la denuncia LPZ-276-AMP-92013 ante la agente Laura Elizabeth Aguilar luna.

Asimismo lo hizo ante la directora de Quejas de la CEDH, Belinda Gicel González Núñez. Aquí explicó que el 8 de abril, entre 9 y 10 de la mañana, fue “privado de su libertad y derechos constitucionales” por agentes de la Policía Municipal y amenazado con darle “al cliente”, refiriéndose a Los Poblanos, lo que pedía, con el fin de que detuviera su embestida en contra de los delincuentes. Él se identificó como presidente del “Comité Vecino Vigilante” del predio Maurel, sin embargo, dice, le respondieron: “tu procurador y tú vayan a chingar su madre”. Fue esposado y trasladado a la comandancia Pueblo Nuevo, famosa por el trato violento que se recibe dentro, para posteriormente llevarlo ante comandantes de la corporación municipal, entre ellos Iván Sánchez Escobar, director operativo de la Dirección General de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal (DGSPPPyTM), allí, la única opción que le dieron para dejarlo salir de pie fue dejar su vivienda en Maurel y olvidarse de Los Poblanos.

Hoy, el señor Ibarra Silva se siente perseguido y casi tiene la certeza de que será “levantado” de nuevo por la Policía Municipal de La Paz, pero esta vez corriendo con menos suerte, por lo que hace un llamado a las corporaciones estatales y al MP para que agilicen las investigaciones, pues teme por su seguridad.

¡Comparte!

* * *