Dejan senadores “en el aire” el caso del Aeródromo Las Arenas
El documento donde el 10 de marzo los legisladores González y Coppola pedían a las secretarías de Comunicaciones y Transportes y Seguridad Pública Federal, así como al entonces gobernador  Agúndez Montaño informaran acerca de  “las medidas existentes tendientes a evitar que la operación de aeródromos, aeropuertos o cualquier otra terminal aérea civil esté a cargo de personas vinculadas con la delincuencia”., simplemente desapareció.
El documento donde el 10 de marzo los legisladores González y Coppola pedían a las secretarías de Comunicaciones y Transportes y Seguridad Pública Federal, así como al entonces gobernador Agúndez Montaño informaran acerca de “las medidas existentes tendientes a evitar que la operación de aeródromos, aeropuertos o cualquier otra terminal aérea civil esté a cargo de personas vinculadas con la delincuencia”., simplemente desapareció.

Simplemente “desapareció” de la gaceta del Senado el expediente donde los senadores Felipe González y Luis Coppola solicitaban  a las autoridades federales y locales de BCS informaran detalladamente sobre la autorización y condiciones de operación de un aeródromo, concesionado a un ciudadano estadounidense con antecedentes penales por el delito de tráfico de drogas.

Tampoco quedó huella de que este documento haya sido turnado a comisiones.

Como se informó oportunamente, el entonces gobernador del estado, Narciso Agúndez Montaño inauguró, a unas semanas de terminar su gestión, el aeródromo privado Las Arenas al sur del municipio de La Paz, pista administrada por el estadounidense Joseph Angelo Bravo quien purgó una condena de 7 años por tráfico de cocaína en su país natal.

El documento, donde el 10 de marzo los legisladores González y Coppola pedían a las secretarías de Comunicaciones y Transportes y Seguridad Pública Federal, así como al entonces gobernador  Agúndez Montaño informaran acerca de  “las medidas existentes tendientes a evitar que la operación de aeródromos, aeropuertos o cualquier otra terminal aérea civil esté a cargo de personas vinculadas con la delincuencia”, simplemente desapareció.

Al respecto ni Felipe González ni Luis Coppola, los autores de este punto de acuerdo, han recibido respuesta satisfactoria de  parte de Servicios Parlamentarios sobre el por qué ese documento desapareció de la Gaceta del Senado sin dejar rastro alguno ni constancia de haber sido turnado a comisiones, aunque tampoco, reconocen, es la primera vez que se extravía algún documento, como fue el caso del dictamen de la Comisión del Distrito Federal con la aprobación de una reforma en la capital del país para los requisitos de constitución de partidos políticos, que también “se esfumó” sin dejar registro de su existencia.

Hasta el momento, nadie ha aclarado que pasó con el documento. Agúndez Montaño ya dejó el cargo y al parecer el exhorto se quedó en el aire.

¡Comparte!

* * *