De ser necesario, se aplicará la “fuerza pública” para desalojar la sede del SNTE
SNTE
A partir de la última semana de septiembre inicia la cuenta regresiva para los profesores disidentes que se han apostado por casi un lustro en las instalaciones del SNTE. Mateo Casillas promete echarlos legalmente.

La Paz, Baja California Sur.- En caso de que los integrantes del Comité Ejecutivo Seccional Democrático (CESD), escindido del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), no dejen las instalaciones por la vía pacífica, se aplicará la “fuerza pública”, señaló Mateo Casillas Ibarra, secretario general del gremio magisterial en su sección 3, refiriéndose al edificio ubicado en las calles Jalisco y Agustín Olachea.

El dirigente señaló que su actuar será siempre apegado a las leyes y que lo último que desea es aplicar la fuerza para separar del edificio del SNTE a los maestros que lo tomaron en 2008, explicando que “la vía legal” para proceder es bajo el poder de “un documento que emite directamente el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje y que dice ‘sabes qué, tu nuevo Comité Ejecutivo Seccional es legalmente válido’”.

“Se me facilitaría mucho decirle a 200 compañeros” que saquen a la fuerza a los disidentes, señaló, mas dejó claro que a pesar de todo se trata de sus propios compañeros, por lo que “automáticamente” después de echarlos legalmente, todos ellos volverán a su centros de trabajo, dijo, situación con la que están de acuerdo el gobernador del estado, Marcos Alberto Covarrubias Villaseñor, y el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el estado, Alberto Espinoza Aguilar, aseguró, pues “no se puede estar avalando” actos ilegales de ninguna índole.

El CESD sostiene que el VII Congreso Seccional, donde tomara nota Guillermo Aguilar Villavicencio, se llevó a cabo de manera ilícita, por lo que el VIII Congreso, donde hiciera lo propio Casillas Ibarra, también lo es. Ante esto, el líder sindical acepta que “hubo algunos errores en cuanto a la convocatoria” del VII Congreso, pero aclara que “los trabajos que se llevaron a cabo fueron legales”.

Respecto al deseo del Comité Ejecutivo de boicotear el IX Congreso Seccional Extraordinario, en donde se pretende elegir a 21 delegados que irán al VI Congreso Nacional, Mateo Casillas recordó que en la instalación del VIII Congreso trataron de hacer lo mismo y que de las 121 delegaciones que conforman la sección 3 únicamente 2 no se presentaron, por lo que augura que el bloqueo que tienen planeado los disidentes «no va a surtir efecto», además de que dichos profesores «no tienen credibilidad», finalizó.

¡Comparte!

* * *