De líder sindical a desempleado y sin un centavo. “Es que no robaba como otros”

Héctor Miranda