Daniel José Sánchez Ávila, con un pie fuera de prisión

Héctor Miranda