Daniel José Sánchez Ávila, con un pie fuera de prisión
Daniel José Sánchez Ávila
Con un pie fuera de prisión se encuentra el inculpado por el homicidio de Jonathan Hernández.

La Paz, Baja California Sur.- Daniel José Sánchez Ávila, acusado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de asesinar al abogado Jonathan Hernández Ascencio el pasado 4 de marzo de 2010, ya tiene un pie fuera del Centro de Reinserción Social (CERESO) de La Paz, luego de que Francisco Javier Silva de Anda, Juez Segundo de Distrito en Baja California Sur, le otorgara un Amparo que califica como inconstitucional la medida de arraigo que pesó en su contra, al igual que decreta inválidas las pruebas ofrecidas por la dependencia estatal durante el tiempo que el presunto culpable permaneció arraigado.

Miguel Ángel Meza Figueroa, abogado defensor de Sánchez Ávila, confirmó que “el Juez Segundo de Distrito otorgó el Amparo a Daniel José Sánchez Ávila”, explicando que “se lo entrega” bajo tres argumentos, aunque únicamente mencionó uno, el que consideró el más importante: “es que está decretando la inconstitucionalidad del arraigo, el arraigo que llevó a cabo la Procuraduría General de Justicia del Estado”.

Meza Figueroa expuso que la consecuencia de este Amparo “es que todas las pruebas que se hayan obtenido durante el tiempo que duró el arraigo, pues, carecen de validez”.

“Está ordenándole también, el Juez de Distrito al Juez de Primera Instancia del Ramo Penal, que lleva el proceso, que deje sin efecto el auto de formal prisión que dictó, y le da la libertad de volver a dictar otro, pero muy específicamente le indica que no debe de tomar en cuenta ninguna de las pruebas que fueron ofrecidas durante el arraigo por la Procuraduría, luego entonces, pues no hay ninguna prueba [y] es muy evidente que al no poder darle valor a ninguna prueba, pues lo más probables es que se dé un auto de libertad”.

El abogado defensor consideró como un hecho “inédito”, en el ámbito estatal, el que un Juez federal declare inconstitucional la medida cautelar de arraigo. En este sentido, precisó que “el Amparo no solamente beneficia, en este caso, a mi cliente, Daniel, sino también beneficia a toda la gente que va a ser sujeta a un arraigo, porque está ordenándose también a los jueces y a los ministerio público que ya no se concedan arraigos en ese sentido, porque están violando la Constitución”.

Ahora “lo que se espera”, advirtió, es que “pueda apelar el Agente del Ministerio Público de la Federación”, y en ese caso la defensa deberá esperar a que el órgano superior, en este caso el Tribunal Unitario, resuelva el recurso de apelación. De no existir reclamaciones, a partir de este viernes 4 de enero se cuentan diez días hábiles para que la Sentencia de Amparo cause ejecutoria, a lo que el Juez de Primera Instancia del Ramo Penal se verá obligado a dar cabal cumplimiento.

Por otro lado, “queda abierta la línea de investigación para la Procuraduría, ellos pueden seguir investigando”, aclaró Miguel Ángel Meza, mostrando que la PGJE “puede seguir una línea de investigación contra cualquier otra persona y pueden presumir responsables de este delito”.

“Si la Procuraduría quiere seguir investigando a mi cliente lo puede hacer”, expuso, mas recordando que las pruebas aportadas hasta el momento “se desvirtúan” y carecen de “validez legal”, por lo que lo declarado por los testigos que señalaron a Daniel José Sánchez como autor del crimen, Daniel Adrián del Valle García, Luis Francisco Robles Verdugo y Maribel del Carmen González Meza, “queda sin valor”.

“Lo que busca la Constitución”, recapituló por último, “es proteger ciertas garantías de los individuos, y entre esas garantías está la libertad de tránsito y la garantía de un debido proceso, que no quede ninguna duda de que las pruebas que hayan sido obtenidas hayan sido manipuladas. En este caso en particular, al haberse dado una imputación durante el tiempo en que mi cliente estuvo sujeto a un arraigo inconstitucional, privado, prácticamente, de la comunicación y de su libertad, pues, obviamente, eso pone en duda cualquier imputación que haya obtenido durante el tiempo que él estuvo ilegalmente detenido”.

Por su parte, José Cruz Sánchez Astorga, padre de Daniel José, se mostró muy animado con la noticia y resumió sus comentarios diciendo: “estamos muy contentos”.

“De lo malo va a quedar algo bueno, de todo lo malo que nos pasó a nosotros, va a quedar algo bueno”.

¡Comparte!

* * *