Continuará insistiendo el gobierno para que se cancele el desarrollo minero Concordia
El titular de Protección Civil mencionó que propios y extraños nos damos cuenta que Baja California Sur crece y se desarrolla política, social y económicamente a buen ritmo, no tenemos necesidad de riesgos a las presentes y futuras generaciones y la Sierra de la Laguna, debe conservarse como un pulmón de Baja California Sur.
El titular de Protección Civil mencionó que propios y extraños nos damos cuenta que Baja California Sur crece y se desarrolla política, social y económicamente a buen ritmo, no tenemos necesidad de riesgos a las presentes y futuras generaciones y la Sierra de la Laguna, debe conservarse como un pulmón de Baja California Sur.

El director de la Unidad Estatal de Protección Civil, José Gajón de la Toba ratificó el interés de continuar pugnando ante las autoridades federales, así como ante las cámaras de Diputados y Senadores para que se cancele el desarrollo minero La Concordia por el alto riesgo que representa para la ecología del lugar e incluso para la salud de los sudcalifornianos.  

Explicó que la explotación minera a cielo abierto es una actividad de alto impacto ambiental, ya que se infiltran al subsuelo sustancias químicas de alta peligrosidad como el acido sulfúrico, cianuro, arsénico, cobalto, plomo, zinc entre otros, lo que pone en riesgo la ecología del lugar y la salud de las familias.

Agregó que  el  almacenamiento de combustibles y productos tóxicos para procesar el oro como el cianuro, sosa caústica y otros ácidos representan también una alta probabilidad de devastar las 398 hectáreas que contempla el proyecto además de ser una zona de fallas sísmicas y huracanes y la presencia de un fenómeno de estos pone en alto riesgo un derrame con consecuencias muy lamentables.

Incluso existe la posibilidad de accidentes o derrame de cianuro durante el traslado, Hermosillo – Topolobampo – La Paz – Sierra de la laguna, para abastecer de las sustancias químicas al proyecto. “Es un riesgo que nuestra población no debe correr, pues todos sabemos que solo una fracción de cianuro es suficiente para matar”, dijo.

La operación de la mina también pondría en riesgo la actividad de productores orgánicos de la zona de los Cabos, Todos Santos, Pescadero, Melitón Albañez, Santiago, Las Cuevas entre otros,  quienes perderían la certificación internacional con la que cuentan, pues al conocer el riesgo de contaminación ambiental con productos químicos tan nocivos, países como Estados Unidos de Norteamérica y Japón, retirarían dichas certificaciones, significando la quiebra para todas estas empresas y dejando sin empleo a miles de familias.

“Estas son algunas de las razones que me obligan a cumplir mi responsabilidad de prever; por eso mi advertencia al gobierno federal”, expresó Gajón de la Toba, luego de señalar que la petición de cancelación del proyecto ya se ha hecho llegar al Congreso de la Unión y al Senado de la República así como a las autoridades federales.

Recordó que España  ya lo vivió, el 25 de abril de 1998 el río Guadiamar amaneció cubierto de aguas ácidas con concentración de arsénico y zinc, los cuales eran desechos de una mina, a la fecha esta región no ha podido recuperarse y lo seguirán lamentando.

Recientemente, el 4 de octubre  de 2010 Hungría tuvo un derrame de desechos mineros industriales causando daños terribles a la salud de su población y no se diga a su economía. Son víctimas de la peor catástrofe ecológica del país y una de las más grandes en Europa.

El titular de Protección Civil mencionó que propios y extraños nos damos cuenta que Baja California Sur crece y se desarrolla política, social y económicamente a buen ritmo, no tenemos necesidad de riesgos a las presentes y futuras generaciones y la Sierra de la Laguna, debe conservarse como un pulmón de Baja California Sur.

¡Comparte!

* * *