Pretende atender desde pequeños cetáceos, hasta especies de tortugas y lobos marinos

Contará la UABCS con el primer centro de rescate y atención de especies marinas en México
especies
El primer Centro de Rescate y Rehabilitación de Especies Marinas en México se ubicará en la Unidad Pichilingue de la UABCS, con objeto de ayudar al rescate, atención y recuperación de especies como delfines, tortugas, entre otros.

La Paz, Baja California Sur.- La Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), en coordinación con el Museo de la Ballena y Ciencias del Mar, A.C., y la asociación MMARES, A.C. operarán el primer Centro de Rescate y Rehabilitación de Especies Marinas, mismo que se ubica en la Unidad Académica Pichilingue de la institución educativa, y que pretende atender desde pequeños cetáceos, hasta especies de tortugas y lobos marinos.

Este espacio de atención de megafauna, única en su tipo en México y el resto de Latinoamérica, tuvo una inversión entre equipo, montaje e infraestructura de alrededor de 38 millones de pesos.

Ocupa una superficie de 800 metros cuadrados y cuenta con cuatro albercas, dos filtros de agua, piso anti-vibración, aire acondicionado, y una estructura de temperatura controlada con filtros HEPA; lo cual permitirá contar con aire de calidad hospitalaria, entre otras características. Además, el centro cuenta con anclas de cemento y una lona reforzada con cables de acero para soportar vientos de huracanes de hasta categoría tres.

De acuerdo con el Dr. Gustavo Cruz Chávez, Rector de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, el Centro es resultado de la vinculación de la Máxima Casa de Estudios de Sudcalifornia tanto con la sociedad civil y el gobierno.

La intención es que la institución pueda ayudar en la atención, recuperación y probable regreso al hábitat de especies marinas que sean rescatadas; “para lo cual contamos con el permiso otorgado por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales”, enfatizó.

Además de contribuir con el entorno faunístico, el Dr. Cruz Chávez señaló que este tipo de espacios vienen a apoyar todavía más las labores de formación académica que la Universidad lleva a cabo, por lo que el beneficio es aún mayor.

Puso énfasis en que la UABCS no sólo es docencia, sino que entre sus funciones sustantivas también está la investigación, la cual se desarrolla en un 45% de forma aplicada y en un 48% de ciencia básica.

“Por ello es que a la Unidad Pichilingue se le ha venido dando un gran impulso durante nuestra gestión, ya que es un laboratorio científico donde al día de hoy se llevan a cabo diversos proyectos que tienen un impacto directo tanto en la sociedad, como en el entorno ecológico”, finalizó.

¡Comparte!

* * *