Con firmas falsas avalaron la autorización de la antena en puesta del Sol
Al ver la lista de vecinos que firmaron a favor del proyecto, se descubrió que sólo tres existen y uno de ellos forma parte de la comitiva vecinal que está en contra, es decir, las firmas y la encuesta de aprobación que presentó la empresa es aparentemente falsa. De hecho, la encuesta no habla de la instalación de una antena, sino de una oficina de la compañía.
Al ver la lista de vecinos que firmaron a favor del proyecto, se descubrió que sólo tres existen y uno de ellos forma parte de la comitiva vecinal que está en contra, es decir, las firmas y la encuesta de aprobación que presentó la empresa es aparentemente falsa. De hecho, la encuesta no habla de la instalación de una antena, sino de una oficina de la compañía.

Luego de desavenencias y malentendidos, la situación de la comitiva de colonos de Puesta del Sol, respecto a la instalación de una antena de telefonía en su colonia, parece que llegará a una solución positiva. “Me queda muy claro que sí fue ubicada en una zona complicada, de gran afluencia de vivienda y que hay muchos otros espacios donde se puede reubicar”, comentó al respecto la presidenta municipal de La Paz.

 Después de manifestar su inconformidad ante la Dirección General de Desarrollo Urbano y Ecología municipal y descubrir que la compañía dueña de la antena cuenta con permiso de uso de suelo y no presenta irregularidades al respecto, pues ésta presentó una lista de firmas, como requisito de la dirección, de vecinos que aprueban la realización del proyecto, se dirigieron con el secretario general del gobierno municipal, Francisco Martínez Mora, quien les dio acceso a la lista de vecinos que firmaron a favor, para corroborar la legalidad del trámite. Fueron canalizados al área jurídica del ayuntamiento, pero se les negó la información, fue entonces cuando las palabras de vecinos y funcionarios se cruzaron en la oficina de Franco Díaz Urnieto, titular de la Dirección General de Desarrollo Urbano y Ecología. Finalmente lograron hablar personalmente con la presidenta y ver la lista de vecinos que firmaron a favor del proyecto, de los cuales sólo tres existen y uno de ellos forma parte de la comitiva vecinal que está en contra, es decir, las firmas y la encuesta de aprobación que presentó la empresa es aparentemente falsa. De hecho, la encuesta no habla de la instalación de una antena, sino de una oficina de la compañía.

 La Secretaría de Salud destacó en el 2005 que según sus estudios desconocen los efectos de la radiación de dichas antenas, ignorando si pueden tener consecuencias negativas para la salud o si no se corre riesgo al mantenerse en exposición continua, situación que los vecinos piden que se actualice, es decir, que se realicen nuevos estudios. En esto la presidenta está de acuerdo y promete gestionar la obtención de resultados para plantear “los porqués de los temas médicos” y reubicar la antena.

 El objetivo, indica Omar Iriarte, uno de los vecinos, es definitivamente detener la instalación antes de que empiece a transmitir, lo cual ocurrirá, al parecer, este viernes. Imperante, sostiene, debido a los riesgos sanitarios en posible detraimiento de la salud, la disminución del valor comercial de las viviendas, así como posible daños físicos a las mismas debido a fenómenos naturales, sin mencionar que no fueron tomados en cuenta para realizar y aprobar proyecto.

¡Comparte!

* * *