Compras “al mayoreo” de El Peninsular

Sustracción de publicaciones por sujetos no identificados, que compran a voceadores publicaciones con encabezados poco complacientes al gobierno

Compras "de pánico" de El Peninsular
Compras "de pánico" de El Peninsular

Querido lector:

Se nos informa que la edición impresa de El Peninsular se esfumó como pan caliente el día de ayer. Según nos informan, voceadores cabeños que reservaron su identidad por sana prudencia, fueron abordados por sujetos no identificados quienes compraban todos los ejemplares de El Peninsular que podían.

Algunos en esta redacción suponen que fue debido a la escandalosa portada que denuncia a cierto empresario hotelero conocido por sus prácticas laborales y sus vínculos con la política local.

Lo mismo ha venido sucediendo con la última edición del semanario bajacaliforniano Zeta que vincula las precampañas de políticos perredistas con la actividad de personas que han sido señaladas como posibles narcotraficantes.

La sustracción de publicaciones polémicas para evitar que se influya en la opinión pública es una práctica que no se venía dando desde los tiempos del priismo más acendrado.

Sea una medida de censura o no, trascendió que ayer lunes a los voceadores nuestra Baja California Sur les andaban haciendo su agosto en julio.

Para el pesar de unos y la información de otros, las noticias de uno y los reportajes de otro seguirán circulando con intensidad por los medio electrónicos, síganos leyendo en Peninsular Digital.

¡Comparte!

* * *