Comienza a romperse relación Armida-Tribuna de Los Cabos

Comienza a romperse relación Armida-Tribuna de Los Cabos

Los Cabos, B.C.S.- La luna de miel entre la nueva administración municipal y el diario Tribuna de Los Cabos ha llegado a su fin. Tal y como relata un asistente a una reunión del equipo la futura presidenta municipal que tuvo lugar hace un par de días, las misma Armida Castro lamentó cómo “esta imposición me está afectando”, refiriéndose al asesor de comunicación política y familiar del director del periódico Tribuna que Castro había incorporado a su equipo.

Y es que a pesar de la otrora estrecha relación entre Castro y el grupo editorial encabezado por el empresario Fernando González Corona, la sintonía entre ambos se ha viciado por desavenencias con Ángel Mora Rojo, sobrino del director de esa cabecera – a quien Castro acusa del pésimo arranque de la gestión de su imagen en los medios locales.

Según fuentes cercanas a la administración de Castro, “este joven (Ángel Mora Rojo), llegó con nosotros como una sugerencia de un amigo contador… a todos nos pareció en principio bien tener alguien que nos ayudara en el tema de medios, pero no sabíamos que estábamos echando a perder toda esa buena relación que habíamos construido nosotros solitos, con la llegada de Tribuna de Los Cabos al equipo”.

La misma fuente añadió que “ellos vendieron un paquete de manejo de imagen en favor de la presidenta municipal: cobertura en el periódico impreso y digital, así como en radio y en televisión, agregando, en son de burla, que no necesitaríamos como gobierno municipal a ningún otro medio para catapultar su imagen a la gobernatura. Incluso nos hablaban de poder controlar los medios de La Paz con algunas llamadas telefónicas. La verdad todo sonaba muy bonito”.

“Pero los espejitos se cayeron muy rápido cuando fuimos a La Paz y en la primera reunión con el Gobernador Carlos Mendoza Davis no dejaron ingresar al sobrino de David Rojo”, relata nuestra fuente. “Hasta dijo a los presentes que Mora no iba en calidad de periodista, que iba en calidad de asesor. Pero la respuesta fue la misma: no entra. Recuerdo que esa vez bromeamos entre los miembros del equipo porque lo dejaron fuera solo, con todo y sus múltiples llamadas. Fue por la euforia de la victoria, la plática con el Gobernador, que no supimos advertir las alarmas y que los contactos nos estaban tan alineados con el gobierno del estado como ellos nos habían presumido”.

“Ellos, como Tribuna de Los Cabos, hablan de un asesoramiento político a Rene Núñez, Antonio Agúndez y Arturo de la Rosa; en caso de ser verdad, ninguno ha llegado a ser gobernador, y han terminado muy cuestionados en su imagen. Hablan de que con una llamada cualquier cosa resuelven, pero aquella vez no pudieron resolver ni la entrada del sobrino del director del diario a una reunión con el Gobernador. Son cosas que platicamos con Armida y ella simplemente nos contestaba que esta imposición le afectaba y que había que reubicarlo en algún lugar del ayuntamiento donde no se le viera”.

“Baja California Sur es muy chico en cuanto a personas dedicadas a la política,” concluye el entrevistado, “y todos nos conocemos; algunos políticos se nos han acercado, hasta del gobierno en turno a decirnos: aguas con Tribuna, que ellos van sobre la lana, y ahora que tienen una televisión y una radio, que nadie verá y escuchará, buscarán morder más grande, sin importar a quien pisen. Tienen que entregar números negros a Vallarta y no es sano tener tan metido en el gobierno a quien podría amenazar con sacar información del interior hacia su periódico en caso de no cumplirles algún caprichito”.

Para Gonzalez Corona, dueño de Editorial Tribuna, no le es nuevo acabar con la reputación de un gobierno. Basta recordar cómo en Puerto Vallarta arruinó la imagen que se tenía de un “Gobierno Abierto y Transparente”. Lo anterior, por los complejos conflictos de intereses del empresario.

En aquella ocasión, González Corona se ensañó con el presidente municipal, quien al igual que Castro, estaba por asumir el cargo, exigiéndole las comisiones de Hacienda y Gobernación a regidores afines a su persona. Al mismo tiempo que pedía tener “mano” en las licencias de Obras Públicas, permisos de construcción… Sin duda, ahora que el empresario del tiempo compartido acaba de invertir en televisión abierta y radio FM necesitará de las bondades del presupuesto que todavía no se asignan para el periodo 2018-2021 del ayuntamiento de Los Cabos que Castro se dispone a dirigir.

¡Comparte!

* * *