Junto a otros especialistas, busca homologar información para la medición de carbono azul y la conservación de ecosistemas marinos y costeros en México.

Colabora investigador de la UABCS en proyecto ambiental del gobierno federal

La Paz, Baja California Sur.- Con la finalidad de obtener mayor información en la medición de carbono azul y la conservación de ecosistemas marinos y costeros de México para minimizar el impacto del cambio climático, el gobierno federal realizó el “Taller de construcción de un protocolo para homologar la información de los ecosistemas de carbono azul”, donde participó el Dr. Héctor Reyes Bonilla, profesor e investigador del departamento de Ciencias Marinas y Costeras de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

El taller se llevó a cabo el 16 y 17 de octubre en la Ciudad de México, liderado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), y el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático (INECC). Además se contó con la participación de investigadores, académicos, organismos internacionales, entre otros.

El problema del cambio climático año con año registra efectos negativos en todo el mundo debido a los gases emitidos diariamente a la atmósfera por el humo de coches, autobuses, fábricas etc., y una de las alternativas para eliminar el carbono que se encuentra flotando en la atmósfera, es por medio de la vegetación, explicó el Dr. Héctor Reyes Bonilla.

“La manera más lógica de hacerlo es por medio de la vegetación, de plantas, bosques, estos toman una “dosis” de carbono y los construyen por medio de vegetación formando frutos, hojas, troncos, etc. A esto se le llama carbono verde”.

Agregó que México ya ha trabajado con toda una evaluación del carbono verde, sobre dónde y cuánto se produce, pero ahora es de vital importancia estudiar la parte marina; es decir, el carbono azul, ya que México cuenta con más de 700 mil hectáreas de manglar, el cual crece diariamente y estos ecosistemas funcionan como sumideros de carbono, lo retiran y almacenan de la atmósfera. Pasa lo mismo con el pasto marino, marismas y humedales.

Así, el objetivo fundamental del encuentro fue saber cuánto carbono azul se captura y almacena en los ecosistemas costeros de México, lo cual se analizó a través de una serie de presentaciones donde los expertos hicieron sus estimaciones sobre el tema.

El investigador de la UABCS señaló que no todos los estudios que se realizan en México sobre el carbono azul utilizan la misma metodología, ya que el estado de Yucatán usa una muy diferente a la de Veracruz o Baja California, por lo que los resultados pueden variar según el estudio; sin embargo, se ha abierto el debate para saber cuál método es el más conveniente para que se utilice en todo el país.

Cabe mencionar que esta cuestión no es sólo ecológica, sino también económica, ya que el carbono azul tiene un precio internacional de aproximadamente $50 dólares por tonelada y podría subir hasta los $3,000 dólares. Por ejemplo, si se tiene un manglar que absorbe 10 toneladas de carbono, el manglar vale a nivel mundial $50,000 dólares, a esto se le conoce como “bonos de carbono”, dicha cantidad la otorga el banco mundial a los países, con la finalidad de preservar esos ecosistemas.

Reyes Bonilla agregó que su invitación al taller fue para llevar a cabo estudios en los arrecifes de coral como un indicador de carbono azul, o sea hacer la estimación de cuánto carbono existe en estos arrecifes.

“En el caso de los corales, el estudio se hace por puntos. Por ejemplo, se ha estudiado Cabo Pulmo, Isla Espíritu Santo, Bahía de Banderas y Huatulco. Aunque también se quiere hacer por satélite para hacerlo en todo el país, aunque sólo será una estimación porque las imágenes de satélite solo ven a cierta profundidad”.

Finalmente dijo que es importante la participación de la UABCS en estas reuniones ya que se trata de la toma de decisiones a nivel federal con un impacto internacional, y es probable que el método recomendado para medir la cantidad de carbono en corales sea la que él ha trabajado, por el tiempo en que se ha dedicado a esta investigación.

¡Comparte!

* * *


2 comentarios en "Colabora investigador de la UABCS en proyecto ambiental del gobierno federal"

  1. El Chero  01/11/2018

    Ese Reyes Bonilla es un viejo cochino, chambon y maniaco sexual, le gustan las bilogs jovenes….no le dieorn chamba en en el politacnico ni siquiera en la Universidad de Celaya…..asi que se vino a refugiar aca, a esta universidad nueva, de pueblo, donde todo se vale, donde tienen un rector falso y gordo, de pacotilla, solo esta alli de firmon…ahora se las quiere dar de gran cientifico…en pais de los ciegos, el tuerto es rey….cuiden a sus hijas, el cabron es un maniatico.

    Responder
  2. Chero 2  02/11/2018

    Chero deja de difamar…
    1)) este señor académicamente tienen distinciones nacionales e internacionales, a poco tu sabes mas que instituciones académicas de renombre?
    2) Con respecto a que le gustan las jóvenes, mientras sean mayores no hay ningún delito, además no hay ninguna denuncia interpuesta contra su persona, como si lo ha habido con otro investigador que no viene al caso; difamar sin pruebas puede llevarte a un juicio por difamación, pero de eso no te preocupas porque te amparas en el anonimato

    Responder

Responder

Tu e-mail no seá publicado.