Cisjordania. No es chiste.

Cisjordania, la última playa del pueblo

Los Cabos, Baja California Sur.- Cisjordania. No es chiste, así designan los ilustres hoteleros propietarios del CCEC al espacio de la Playa del Médano que existe entre Ocho Cascadas (en su tiempo cauce de arroyo, de acuerdo al decreto expropiatorio de CONAGUA) y Villas del Palmar (también con 15,000 metros cuadrados de arroyo federal agandallados sin mucha explicación). Dos propiedades “judías”, de acuerdo al paralelismo del nombre con el conflicto de Israel y Palestina; los pobres en medio, “los palestinos”, aquí el pueblo llano y liso. Traducido: Chúntaros, choyeros y chinolas, al decir de los “ilustres”.

Y tal como fuimos expulsados de la Playa del Chileno y también del Resto del Médano, ahora le toca a lo poco que nos quedaba. Con el nuevo funcionario sirviente a las órdenes del poderoso CCEC (¿será Confederación de Comesolos Expoliadores de Cabo, o Consejo Coordinador Empresarial de Los Cabos?), de ese organismo presidido por Julio Gatillo, Pastor de almas los domingos y siervo de los que no pasan por el ojo de la aguja el resto de la semana. El funcionario sirviente es obviamente el nuevo encargado de ZOFEMAT, el “Negro” (¿de cuerpo, de alma, o ambos?) Héctor Montaño Cota (¿familiar de Leonel Cota Montaño? Casualidad de apellidos), el ex director de la API, y responsable de innumerables irregularidades en la Marina (otros las llamarían corruptelas). Un priista furibundo, ahora convertido en Moreno gracias a su protector.

Ya el pueblo liso y llano, salvo este pequeño tramo, perdió el resto de la playa del Médano a favor de hoteleros, restauranteros y turismo de alto standard con su Clubs de Playa. Está claro además que este espacio entre las dos propiedades del todopoderoso propietario de Cascadas, Villas del Palmar, Tribuna de Los Cabos y copropietario del CCEC, el ex alcalde de Vallarta Fernando González Corona, entra en sus planes. De ahí que ahora quieran imponer un “reordenamiento” en la zona. Convertir “Cisjordania” en parte de “Israel”. Prohibir el estacionamiento de vehículos y darle un “uso” más armónico. Agandallárselo, pues.

¿Quién podrá ayudarnos? ¿La nueva directora General de CONAGUA, Blanca Jiménez Cisneros, que casualmente hoy jueves llega a Los Cabos hará de “Chapulín Colorado” y obligará a respetar la desembocadura de los arroyos a favor de los cabeños? Lo dudamos. Salvo que la sociedad civil organizada promueva un amparo a tiempo, la playa será pronto de alguno de los copropietarios del CCEC. Al tiempo

¡Comparte!

* * *