Carece Paraíso del Mar de manifestación de impacto ambiental: CEMDA

La autorización de impacto ambiental que otorgó en su momento la Semarnat a Paraíso del Mar fue declarada nula en 2009 por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo, pero la Profepa ha ignorado esa disposición y todavía no ha clausurado las obras.
La autorización de impacto ambiental que otorgó en su momento la Semarnat a Paraíso del Mar fue declarada nula en 2009 por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo, pero la Profepa ha ignorado esa disposición y todavía no ha clausurado las obras.

El desarrollo que ha impactado de forma significativa a los humedales de El Mogote como a mamíferos marinos de la Bahía, carece de una autorización en materia de impacto ambiental

Paraíso del Mar,  el complejo turístico que se construye actualmente en El Mogote y que pretende al ser finalizado, contar con 3 mil 922 unidades residenciales, un desarrollo hotelero con 2 mil 50 cuartos, dos campos de golf de 18 hoyos cada uno, y una marina exterior con 500 posiciones de atraque, carece de una manifestación de impacto ambiental, siendo desarrollado en un sitio de importancia ecológica prioritario.

Los humedales que la circunda son áreas de alta fragilidad ambiental  que fue decretada como sitio Ramsar, es decir un humedal de importancia internacional.

De igual manera la construcción de la marina con capacidad para 500 embarcaciones provocará modificaciones en las corrientes naturales de la bahía de La Paz, las cuales provocan daños a especies como el Tiburón Ballena que además de estar amenazados, su localización en las inmediaciones de la bahía aporta un atractivo agregado al turismo local.

La autorización de impacto ambiental que otorgó en su momento la Semarnat a Paraíso del Mar fue declarada nula en 2009 por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo, pero la Profepa ha ignorado esa disposición y todavía no ha clausurado las obras.

Paraíso del Mar empezó en estos días la construcción y operación de una marina para 500 posiciones en la Ensenada de La Paz, la cual es un hábitat de importancia crítica para poblaciones residentes de delfín tursión y tiburón ballena, ambas especies en peligro de extinción.

¡Comparte!

* * *