“No hay plazas suficientes, falta personal para que el nuevo hospital funcione con la calidad y la calidez”: Sindicato

En medio de un fuerte dispositivo de seguridad, en un principio se impidió la entrada del personal de salud y funcionarios de alto nivel por parte del Estado Mayor 

Debido a la confusión y mala organización del evento, pues nadie les había comunicado con anterioridad cuáles serían las puertas de acceso, personajes y personal invitado  se concentró en Avenida de los Deportistas y Carabineros.
Debido a la confusión y mala organización del evento, pues nadie les había comunicado con anterioridad cuáles serían las puertas de acceso, personajes y personal invitado se concentró en Avenida de los Deportistas y Carabineros.

Desde temprana hora el personal de salud, enfermeras y doctores, público en general, diputados federales y locales, regidores, síndicos y secretarios de gobiero se dieron cita en las inmediaciones del Nuevo Hospital de Especialidades Juan María de Salvatierra, que sería inaugurado por el presidente de la República, Felipe Calderón, sin embargo se toparon con que el fuerte disposituvo de seguridad de los miembros del Estado Mayor Presidencial y militares no dejaban pasar a nadie.

El futuro personal del nuevo hospital comentaba: “Es nuestro hospital y no nos dejan entrar. A qué se debe el temor que tienen nuestras autoridades federales”. “No hay plazas suficientes, falta personal para que el nuevo hospital funcione con la calidad y la calidez que se merece el pueblo sudcaliforniano”, señaló personal del sindicato del Hospital General.

Debido a la confusión y mala organización del evento, pues nadie les había comunicado con anterioridad cuáles serían las puertas de acceso, personajes y personal invitado  se concentró en Avenida de los Deportistas y Carabineros. Sin embargo, la entrada de acceso se colocó en la zona del bordo contiguo a la Secundaria Técnica no. 10 por lo que los asistentes tuvieron que caminar por la colonia 8 de Octubre hasta dicho acceso. Uno de ellos fue el Secretario de Educación Pública quien comentó “nos aventamos las 10 cuadras de ida y vuelta porque fuimos rechazados, explicamos eso al estado mayor y puedes ver aquí como 80 personas que no pudimos entrar”.

Mientras tanto el diputado federal Víctor Castro Cosío se encontraba con una decena de señoras a las que tembién les impedían el paso y comentó: “El estado mayor debería tener respeto por la comunidad. Se extrema la seguridad hasta faltarle el respeto a la gente”.

¡Comparte!

* * *