Balandra Conde, talento sudcaliforniano

Balandra Conde Ramos, es una joven sudcaliforniana que día con día demuestra su talento, siendo una de las cantantes locales más destacadas y versátiles; además, recientemente se ha desempeñado como actriz de teatro, recibiendo buenos comentarios.

Balandra, es la mayor de 7 hermanos, nació el 4 de octubre de 1983, hija de María de Lourdes Ramos Badal, productora y directora de teatro guiñol; y Raúl Conde Peraza, actor y director teatral, integrante de los Huizapoles.

Conde Ramos, desde muy pequeña tuvo contacto con los escenarios, debido a que sus padres siempre la llevaron a ver obras de teatro. Con apenas 5 años de edad, participó en el Festival de Teatro de Títeres, en el Centro Cultural Ollín Yoliztli, en la Ciudad de México, con la obra El amigo, donde interpretó a un niño.

A los 6 años, participó en el concurso de la canción infantil, con el tema Peregrina, ganando el primer lugar, “nada más lo hacía porque me decían, ni sabía lo que hacía, sólo lo hacía”, asegura Balandra.

En compañía de su hermana Damiana, conformó un dueto durante casi 20 años, ganando diversos concursos de canto, incluso fueron elegidas en 50 famosos, en 2006, lo que supuestamente les daría una gran exposición mediática, pero terminó siendo una promesa no cumplida.

Con una amplia trayectoria con presentaciones en diversos festivales regionales y fiestas populares en toda la península, así como dos producciones en su haber, A mí Baja California (1991), y Pon Ilusión en tu imaginación (2004), Balandra decidió alejarse de los escenarios por un tiempo; pues en 2007 contrajó nupcias con Alfonso Figueroa Urías, hombre de teatro, con quien procreó al pequeño Aramis.

Ha participado en 3 producciones teatrales, al lado de su marido. Recientemente, interpretó a Edith Piaf, en una comedia musical; recibiendo diversos elogios, siendo, para muchos, sus intervenciones musicales lo más destacado.

El año pasado decidió probar fortuna, viajando a la capital del país, junto a Damiana, donde conocieron a Carolina Laje, representante de la disquera Street Life Records en México, quien se convirtió en su manager. Se presentaron en varias ocasiones en el bar La Amapola, antes Rockotitlán, y consiguieron distintas ofertas de trabajo, incluyendo interpretar el tema de la película Amar no es querer, próxima a estrenarse.

Sin embargo, todas estas oportunidades requerían de su presencia en la Ciudad de México. Con 3 meses lejos de casa, Conde decidió regresar al lado de su hijo y su esposo, para luego volver a intentar impulsar su carrera.

Balandra Conde, poseedora de una voz privilegiada, asegura: “me considero una persona seria, pero por eso me gusta la música y el teatro, para expresar todo lo que no expreso cuando soy seria, en el escenario creo que me transformo”.

Además, considera: “La música es la vida de todos los seres humanos, porque a través de las canciones, a través de la música, se reflejan situaciones favorables o desfavorables, alegrías, tristezas, todo. Hay mundo de situaciones, épocas, guerras y paz; en la música se refleja la historia del hombre y nuestra evolución como seres pensantes”.

Luego de reflexionar acerca de cuál ha sido la máxima enseñanza de sus padres, aseveró: “Siempre trabajar en algo que me guste, sin importar lo que digan los demás y sin tenerle miedo a la pobreza y al ridículo”. Actualmente, es vocalista del grupo Tercera Cuerda, donde interpreta música rock, su género preferido. Además, adelanta la cantante, se está cocinando un nuevo proyecto teatral, del cual no quiso dar detalles, pero asegura espera sea del agrado del público.


* * *

Una Respuesta de Balandra Conde, talento sudcaliforniano

  1. OBSERVADOR 10/04/2010 en 5:35 AM

    CASUALMENTE VENGO LLEGANDO DEL SHOW DE LOS HUIZAPOLES Y QUE BIEN EXCELENTES FOLKLORISTAS Y SI LA JOVEN HA HEREDADO ESE HISTRIONISMO PUES MUY BUENOS AUGURIOS TENEMOS COMO PÚBLICO …

Anúnciate en Peninsular Digital

 

¿Quires anunciarte en Peninsular Digital?

Aquí puedes descargar nuestras tarifas.

Email de contacto: publicidad@peninsulardigital.com.