Avioneta robada se desploma en Los Barriles
La avioneta se trataba de una unidad particular y estaba matriculada como NZ10. Pertenecía al señor Noé Acosta González, quien se encuentra hospedado en hotel Palmas de Cortez, de “Los Barriles” y confirmó que su avión fue robado esa misma mañana.

Después de ser robada, cae una avioneta en la sub delegación “La línea”, de la delegación “Los Barriles”. La aeronave cayó al mar y tanto el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C-4), como Protección Civil del Estado, confirman fallecimientos.

La policía municipal de la delegación mencionada informó acerca del suceso. Alrededor de las diez de la mañana C-4 hablaba de aproximadamente cuatro cuerpos que flotaban en el mar, sin embargo no daban certeza, para las dos de la tarde Protección Civil del Estado informó que, en efecto, pudiese haber varios muertos, pero sólo confirmaron el fallecimiento de una persona, hasta el momento no identificada.

La avioneta se trataba de una unidad particular y estaba matriculada como NZ10. Pertenecía al señor Noé Acosta González, quien se encuentra hospedado en hotel Palmas de Cortez, de “Los Barriles” y confirmó que su avión fue robado esa misma mañana.

Participan en las maniobras correspondientes la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Procuraduría General de la República (PGR), Protección Civil estatal y municipal, así como la policía municipal.

Existe más información acerca de la avioneta desplomada en la subdelegación “La Línea”, de la delegación “Los Barriles”, proporcionada por el Capitán Rómulo Mejía, de la Tercera Zona Militar, a través de Carlos Enríquez Rincón, director estatal de Protección Civil, y aunque se tienen nombres y matrículas, el caso sólo se torna más extraño.

Según las investigaciones, que es donde empieza lo extraño del caso, pues rápidamente se tuvo información de detalles, lo que nunca ocurre, Noé Acosta González,  propietario de la avioneta Cessna T-210M, con matrícula NZ10-Colima, motor 21062142, categoría normal, de origen norteamericano, aterrizó el 30 de junio en Pescadero, procedente de Guasave, Sinaloa, para hospedarse en el hotel Palmas de Cortez, de Los Barriles. El día de hoy el avión no se encontró en el hangar. Enríquez Rincón señala que “hoy en la madrugada el avión ya no se encontró, fue despegado entre las siete u ocho y media de la mañana, eso fue lo que informan”. Surge otra rareza, ¿qué pasó desde la madrugada en que el avión no se encontró hasta que despegó a las siete u ocho de la mañana? No se sabe.

Se sabe que los ladrones del avión, padre e hijo y hoy occisos, José Rosario Ávila Carrillo, de 54 años, mecánico aviador y piloto aviador, y Cirilo Adán Ávila Olguín, de 24 años, estudiante, “entraron por tierra el martes 26 de julio a La Paz” y se hospedaron el hotel Calafia, de Buena Vista. Asimismo, ayer, procedente de Topolobampo, Sinaloa, arribó vía marítima Elvira Ávila Olguín, hija de Ávila Carrillo, pero “no se sabe más de ella”, asegura el director de Protección Civil.

Los cuerpos se encontraron desmembrados y con exposición de vísceras. Se cree que el avión estallo al chocar con el mar, pues de haber estallado en el aire se encontrarían quemados los cuerpos, lo cual no ocurrió. Desde donde se encontraba el avión antes de ser robado, hasta donde el avión cayó al mar, existe una distancia de tan sólo un kilómetro. Los restos fueron trasladados al Servicio Médico Forense (SEMEFO) de La Paz, llegando a las tres de la tarde.

Recupera la PGJE cuerpos de 2 tripulantes

El Procurador de Justicia el Estado, Gamill Arreola confirmó que a las  8:51 de la mañana de ayer jueves el comandante de la Policía Ministerial de Los Barriles, reportó que se encontró un cuerpo sin vida y mutilado, flotando en el mar y otro a la orilla de la playa, así mismo,  el desplome de una avioneta Cesna 210 matrícula N210EL, frente al poblado de El Cardonal, delegación de Los Barriles, en el municipio de La Paz.

El Abogado del Estado sostuvo que el avance de las investigaciones efectuadas por el Agente del Ministerio Público, Policía Ministerial y Servicios Periciales arrojan la identificación de dos de los tripulantes quienes al parecer despegaron de la aeropista del Hotel Punta Pescadero sin dar aviso del plan de vuelo a las autoridades aeronáuticas.

Las personas fallecidas al parecer respondían a los nombres de  José Rosario Ávila Carrillo de 51 años de edad originario de Culiacán, Sinaloa, de profesión mecánico piloto aviador, y su hijo de nombre Cirilo Adán Ávila Olguín, de 24 Años de edad, de ocupación estudiante.

Arreola Leal afirmó que continuarán las investigaciones por parte de la institución que representa  y que será las autoridades de Aeronáutica Civil determinará las posibles causas del desplome de la aeronave, lo cual aún no se ha recuperado de las profundidades del mar.

¡Comparte!

* * *