Atado de manos el ayuntamiento para sancionar abuso de peseros

Héctor Miranda