Algas nocivas, las causantes de la mortandad de Caguama Amarilla concluye CONAPESCA
CONAPESCA y tortuga amarilla
Rigoberto García Soto, director de Inspección y Vigilancia de la CONAPESCA y el Secretario de Pesca Fernando García Romero aseguraron que hasta el momento los datos de estudios de laboratorio realizados a especímenes encontrados muertos o moribundos tienen como causa lo que fue denominado como la “ingesta de macro algas tóxicas”.

La Paz, Baja California Sur.– Floraciones algales nocivas, como las que causan la marea roja son la principal causa de muerte de la tortuga amarilla en la bahía de Ulloa aseguraron autoridades de la Comisión Nacional de Pesca en conferencia de prensa conjunta con funcionarios locales quienes dijeron no temer a un embargo internacional para la pesca mexicana.

Ante medios nacionales y locales, Rigoberto García Soto, director de Inspección y Vigilancia de la CONAPESCA y el Secretario de Pesca Fernando García Romero aseguraron que hasta el momento los datos de estudios de laboratorio realizados a especímenes encontrados muertos o moribundos tienen como causa lo que fue denominado como la “ingesta de macro algas tóxicas”.

“Existen muchos grupos interesados no sólo en el interior y sino en el exterior del país y presión de diferentes grupos internacionales,  particularmente organizaciones no gubernamentales que se mueven mucho enviando cartas a la presidencia de la república y el propio congreso estadounidense pronunciándose sobre este tema” expresó Rigoberto García en torno a las razones por las que las autoridades están respondiendo a la problemática de mortalidad de la tortuga amarilla (Caretta caretta).

La autoridad en inspección y vigilancia pesquera dijo que existe un reporte de la propia Asociación Oceanográfica Estadounidense que alerto a las autoridades norteamericanas sobre la posible responsabilidad del episodio de mortandad reciente y decide que, como tenía estos reportes y “según ellos no hay florecimientos, por eso creen que la pesca está matando esas tortugas” expresó.

García Soto dijo que el asunto se encuentra siendo discutido de forma bilateral. “Habrá próximamente una reunión binacional de autoridades pesqueras México y Estados Unidos y será uno de los temas centrales que se estarán tratando”, manifestó.

“Estados Unidos no ha amenazado con un embargo, está pidiendo retroalimentación mutua en materia de tortugas amarillas y lo que está pasando en esta región, pero no se ha hablado de estas medidas” dijo, pidiendo “no anticipar vísperas”.

El funcionario federal negó doblemente que los datos que se han podido obtener de tortugas  que murieron durante intentos de rescate por especialistas se hayan tipificado una muerte diferente a la acción humana.

“No podemos descartar ahorita ninguna causa, lo que estamos diciendo es que no es la pesca la que está contribuyendo al incremento en la mortalidad de tortuga amarilla pero no hay ninguna causa que se descarte hasta ahora”.

Mientras autoridades federales ya habían asegurado a los lectores de Peninsular Digital que el uso de ciertas artes de pesca en espacios precisos de la Bahía de Ulloa pudiera ser el motivo de la mortalidad de este tipo de animales, hoy las autoridades niegan este tipo de información.

“Las tortugas están llegando muertas a la playa y en estado de descomposición, de los mil noventa y nueve ejemplares que fueron encontrados muertos en la orilla de la playa, en ninguno se tiene marcas de artes de pesca, orificios o golpes apreciables” expresó García Soto quien dijo que cuando una tortuga se enmalla las aletas quedan con marcas muy visibles.

Los funcionarios anunciaron un programa que se habrá de ejecutar con la participación de pescadores locales quienes se suman al esfuerzo de  investigación ofreciendo espacios para que observadores acompañen a quienes usan redes de enmalle en un lugar que es un fuerte epicentro de la migración de tortuga amarilla conocida como “El Bajo 23”.

“Han cedido el espacio en esta zona que es un fuerte epicentro en la migración de tortuga conocido como el bajo 23 para no pescar durante los meses de verano que es cuando se presentan las más altas concentraciones de tortuga buscando mecanismos, a través de la Secretaría de Pesca Estatal y alternativas de empleo para aprovechar este tiempo o usando artes específicas para la pesca de especies particulares” finalizó.

¡Comparte!

* * *