Alejandro Rojas Tirado es, en Baja California Sur, un exitoso empresario en la renta de retretes y en la recogida de los excrementos.

Alejandro Rojas y Peninsular Digital

Alejandro Rojas Tirado es, en Baja California Sur, un exitoso empresario en la renta de retretes y en la recogida de los excrementos. Obtuvo importantes contratos con la pasada administración municipal y, con el abundante flujo económico producido en dicha recogida, transporte y tratamiento de residuos fecales (mierda, caca, cagada, etc), decidió “financiar” diversas obras sociales en el Municipio de Los Cabos, una de las cuales fue presentarse como candidato por el Partido Verde Ecologista a la presidencia municipal, a la que llegó en cuarto lugar. Originario de Sinaloa, dice querer mucho a Los Cabos e inventó la red 360 para hacerse campaña, bajo el sello de “ayuda a la comunidad”. Vive en Mazatlán y en Los Cabos, aunque todavía no sabemos dónde paga sus impuestos él y sus empresas.

Alejandro Rojas Tirado fue en numerosas ocasiones fuente informativa de este medio, así como uno de los políticos de referencia en las consultas de opiniones. Dejamos de hacerlo hace meses debido a su protagonismo exagerado, a su insistencia en estar dentro del medio y a sus furibundos ataques, no siempre sustentados, contra la administración de Los Cabos en cualquier asunto. Tomó además la costumbre de ir “financiando” cualquier tema informativo que pudiera dar rendimiento político, pisando los talones de nuestros periodistas. Nunca le hemos aceptado un pago, ni la invitación a un café. Se le veía venir de lejos.

Alejandro Rojas Tirado, en menos de un año, ha tenido acercamientos con prácticamente la totalidad de los partidos, con cuyos líderes aparece en fotografías en una gran cantidad de sus medios financiados (a éstos no solo les impone la publicación sus ilegibles panfletos, los invita a portar la gorra de 360 en sus fotografías, para que no haya duda de su pertenencia). Muchos de los políticos han reaccionado en franco rechazo a su figura, después de haberse fotografiado, por el uso público dado a las imágenes, y por ser contrapuestos a la foto de René Bejarano, “El Señor de Las Ligas”. De buena fuente tenemos información de su alejamiento con los miembros de MORENA en sus diferentes corrientes. También sabemos de su acercamiento al PRI. Esperemos a ver qué dirá el nuevo dirigente nacional de ese partido. Lo cierto es que Red 360 actúa como organización político-social a su servicio y que sus fines son los de capitalizar popularidad para el dueño, por sus dádivas.

El pasado día doce del presente mes recibimos un boletín de responsables del partido en formación “México Libre”, alarmados por la presencia en las redes sociales de invitaciones de personas ajenas a ellos, invitando a la asistencia del acto fundacional en Los Cabos de dicha institución en formación. Transcribimos lo dicho en su boletín, y la subimos en principal, porque la nota lo merecía. Aunque parece que fueron muy pocos, algunos despistados aparecieron por allí preguntando por Alejandro Rojas Tirado. El director propietario de Red 360 se siente agredido por el boletín y voltea contra el periodista. Como dice la vieja frase medieval, “dispararle al mensajero”. Va y al parecer (no tenemos constancia) planta una denuncia penal. Ni modo, trabajo para abogados.

Y de periodistas, claro, siguiendo noticias. Y deseamos fervientemente que la gente de Los Cabos siga zurrando en los baños del Sr. Alejandro Rojas Tirado para que Red 360 siga trabajando en favor de la comunidad, y los medios de comunicación afines puedan seguir informando.

Nosotros no, Sr. Alejandro Rojas Tirado. Gracias, pero no. No comemos ahí.

P.S. Julio Omar Gómez ha renunciado a la plantilla de este medio usando para ello la red de comunicación de los medios adscritos a Alejandro Rojas Tirado. Lamentable su pérdida, aunque teníamos serias sospechas de que cobraba del periódico y también de “otras fuentes”. Como elemento chistoso podemos afirmar que pidió y cobró su quincena por anticipado y luego renunció. Exactamente el día anterior a ser noticia nacional por haberse dormido en primera fila en la conferencia de prensa del Presidente de la República.

Buscamos un nuevo periodista en la Ciudad de México, pero con tres requisitos adicionales que a él no le pedimos por ser un colega en peligro de muerte: Que sepa memorizar preguntas, que sepa algo de redacción y que no se duerma en las conferencias de prensa.

¡Comparte!

* * *