Al PAN, el arroz se le hizo engrudo
Treinta mil personas y más de cinco mil subidas en camiones, pickups y carros pueden dar fe de los nueve kilómetros de colas que había en el Tule
Treinta mil personas y más de cinco mil subidas en camiones, pickups y carros pueden dar fe de los nueve kilómetros de colas que había en el Tule. (Foto Javier Wood)

 

Si las elecciones fueran medidas en asistentes a los cierres de campaña, Narciso Agúndez ayer se hubiera coronado como ganador indiscutible de las elecciones a la Presidencia Municipal de este Municipio sureño, con más de treinta y cinco mil votos. En un despliegue nunca visto antes en Los Cabos, la policía municipal se vio rebasada por los seguidores del candidato y poco pudo hacer para controlar el tráfico que se dirigía al Tule, al llamado de Narciso Agúndez. La abundante policía estatal brilló por su ausencia y los que circulábamos por “la cuatro carriles” tuvimos que armarnos de paciencia para conseguir el paso.

Narciso – Barroso
Narciso – Barroso.

 

“¡Fuera Macovi!, ¡fuera Mendoza!, ¡fuera Raturo!” alcancé a escuchar, coreado por miles de gargantas,  desde nuestro auto que se dirigía desde San José a Cabo San Lucas. Treinta mil personas y más de cinco mil subidas en camiones, pickups y carros pueden dar fe de los nueve kilómetros de colas que había en el Tule: Cuatro que llegaban desde San José y cinco que llegaban desde San Lucas, esperando a que los encargados de dirigir el tráfico pudieran darles entrada a los improvisados estacionamientos. Claro nos quedó a los que íbamos en el vehículo, que el famoso arroz de Mendoza y de la Rosa se les había quedado sin fuego, y no alcanzaría a ser poco más que un engrudo hecho bolas. Narciso los va a arrasar y, si lo del comentado medio voto Narciso – Barroso (como se veía en muchos carros) es cierto, Arturo regresará a su taxi (¿ya lo vendería, o rentará las placas?) y Mendoza a su escaño. ¡Ah!, y Ángel Salvador podrá seguir durmiendo, como lo captó el Excelsior, en el sillón que le tocó en la lotería de los suplentes: Barroso será el Gobernador.

Poco tiempo le va a durar a Mendoza el “sentirse chingón”, frase que le propusimos en nuestra encuesta por rajarse del debate y que luego él hizo suya en sus discursos. De hecho ya debe tener atorado el arroz en la garganta.

 

¡Comparte!

* * *