De aprobarse “da el mensaje a la sociedad de que casarse no significa nada”

No al matrimonio gay
casamiento gay
Sergio Barrón Pinto descartó que al negar los matrimonios de personas del mismo sexo sean actos de tipo discriminatorio.

La Paz, Baja California Sur.- “De aprobarse la unión de personas del mismo sexo como matrimonio se da el mensaje a la sociedad de que en realidad casarse no significa nada, como consecuencia la gente no se casaría y su compromiso, de pareja y a menudo social, sería débil”.

Así se pronunció en tribuna el legislador panista dejando en claro su negativa a que las parejas gay legalicen su unión.

En una analogía, Barrón Pinto señaló que “igual que la moneda falsa que crea desconfianza en el sistema económico, el matrimonio falso crea en muchos de los casos desconfianza en el compromiso interpersonal y social”.

Sin embargo descartó que al negar los matrimonios de personas del mismo sexo sean actos de tipo discriminatorio.

“Al igual que los matrimonios, existen muchas instituciones y figuras jurídicas civiles, mercantiles, administrativas o de cualquier otra índole que no son asequibles a todos los individuos, si no cumplen con el requisito correspondiente: ello no es discriminación”, puntualizó.

Barrón Pinto subrayó que dada la naturaleza jurídica de la institución del matrimonio civil, “además de tutelar los derechos de los cónyuges, especialmente, es tendiente a proteger y establecer los derechos y obligaciones que surgen con motivo de la procreación de su descendencia, así como de los medios para lograrla”.

El diputado blanquiazul citó el artículo 4 primer párrafo de la Constitución General de la República donde “se establece claramente que la ley protegerá a la organización y el desarrollo de la familia, conformada necesariamente por el padre, la madre y los hijos como el modelo ideal y por ello directriz de la actividad legislativa, administrativa y programática tendiente a protegerla”.

Finalmente señaló que en la Declaración Universal de los Derechos Humanos ´”se considera expresamente a la institución jurídica del matrimonio como aquella celebrada entre un hombre y una mujer, con el objeto de proteger jurídicamente a la familia fundada a través de su propia descendencia”.

¡Comparte!

* * *