Antes de poder embargar, el americano Berman dilapidó el bien, acusa el abogado José Antonio Duclaud.

Al descubierto fraude de 20 mdd en “Boca del salado” (IV)

Los Cabos, Baja California Sur.- Tras darse a conocer la nulidad del laudo al grupo del estadounidense Steve Berman, sobre el fraude de los 20 millones de dólares en contra de la empresa Sian Ka an Inversiones SA de CV por el predio “Boca del Salado”; el americano Berman dilapidó el bien, para que los afectados no ejecuten en cumplimiento de la sentencia judicial, reveló el abogado José Antonio Duclaud.

José Antonio Duclaud, de la firma de abogados Duclaud explicó: “al segundo año del litigio en donde estaban demandando la nulidad, nos hicieron una oferta; llega una persona a Cancún llamada Jorge Gorraes, ofreciendo regresarnos 15.5 millones de dólares, que se hubieran regresado desde un principio; la oferta nos la hacen ya con un laudo condenatorio; obviamente, se rechaza la oferta.”

“Una vez, que se les negó la nulidad del laudo y se les negó la apelación también, embargamos el predio en forma precautoria, esto, después de un exhorto que se giró por el juez de distrito en La Paz.”

“Nuestra sorpresa fue, que antes de poder embargar, ellos dilapidaron el bien; constituyeron un fideicomiso simulado llamado Fideicomiso Cactus, constituyen una sociedad llamada: Cactus Investment SA de CV y, contratando un fiduciario llamado: Monex división fiduciaria”.

“Ya con todos los amparos perdidos, como se los expliqué con anterioridad; la gente de Steve Berman empieza a dilapidar el bien para que no nos vayamos a ejecutar el predio en cumplimiento de la sentencia judicial. O sea, una tercera empresa nueva llamada Cactus Investment S de RL de CV, realizara un desarrollo turístico integral gratuito sobre el predio”.

El abogado José Antonio Duclaud, quien es el que lleva el caso de “Boca del Salado” añadió “Cactus Investment es una sociedad nueva, de propósito único, sin ninguna experiencia en inversión turística y constituida por una persona física mexicana que recibió un poder de una persona física extranjera que después descubrimos que no existía; nombrando administrador único una sociedad mexicana, lo cual está prohibido por la ley general de sociedades mercantiles”.

“Ellos ya con los amparos perdidos de nulidad, empiezan a dilapidar el bien, para que no se les ejecute; es decir, se desprenden de su patrimonio, que es el predio, ya que la condenada del laudo es Cabo del Este Properties, la cual era una de las copropietarias del bien.”

Cactus Investment S de RL de CV presenta un amparo ante un juez de distrito, y nos nombran terceros perjudicados; señalando que tiene un poder para defender el patrimonio fideicomitido que le otorgó Monex división fiduciaria y, que no le pueden parar prejuicios de dicho laudo arbitral, ya que se presentó como un comprador de buena fe; solicitando que no se lleven actos de ejecución de ese laudo arbitral”.

“Curiosamente, ese mismo fideicomiso se realizó con un notario de Nuevo León; en ese momento nos damos cuenta de que están dispuestos a realizar los más mórbidos fraudes procesales, engañando a la autoridad judicial, ya que es un fraude procesal. Desde que se constituye Cactus Investment S de RL de CV hay un delito materializado, en adición a todos los delitos anteriores”, puntualizó el abogado.

CONTINUARA…

¡Comparte!

* * *