Ahora empleados del ISSSTE se manifestarán contra la institución
Tanto el director general del ISSSTE, como el delegado estatal, les aseguran a los empleados que las oficinas centrales “están por depositar”, desde hace más de un mes y medio. Los talones de sus recibos de nómina están firmados, “nada más falta el dinero”, explican.
Tanto el director general del ISSSTE, como el delegado estatal, les aseguran a los empleados que las oficinas centrales “están por depositar”, desde hace más de un mes y medio. Los talones de sus recibos de nómina están firmados, “nada más falta el dinero”, explican.

Se gesta otro movimiento en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) del estado (además de los derechohabientes que se plantan día con día frente al Hospital General “Dr. Carlos Estrada Ruibal” –la mayoría personas de la tercera edad- para exigir a las autoridades, ya legislativas, ya ejecutivas, que resuelvan inmediatamente el desabasto de medicamentos que tiene a cientos al borde de la muerte y orillados a una vida de estrés, desilusión, coraje y un constante malestar físico), están los empleados suplentes, más de 250, que después de la primera quincena de julio no han recibido su salario correspondiente.

Tanto el director general del ISSSTE, como el delegado estatal, les aseguran que las oficinas centrales “están por depositar”, desde hace más de un mes y medio. Los talones de sus recibos de nómina están firmados, “nada más falta el dinero”, explican.

Así también se encuentran los trabajadores de base, quienes, si bien, cuentan con su salario asegurado, al igual que los derechohabientes no tienen acceso a medicamentos especializados para sus familias o para ellos mismos, además de señalar que trabajan bajo la frustración de utilizar herramientas obsoletas y ver empolvarse aparatos que necesitan mantenimiento.

Y dentro del mismo hospital nace una corriente de trabajadores y ciudadanos habitantes del Primer Distrito de la ciudad, a cargo de la diputada priísta Marisela Ayala, que se manifiestan en contra de la prepotencia, según manifiestan, de la legisladora. Por los pasillos del gobierno del estado, del propio hospital y de la Sala de Sesiones del Congreso del Estado corre un papel que lleva escrita “Una invitación abierta” para reunirse el próximo 26 de noviembre en “Casa de enfermero Sergio”, trabajador suplente del ISSSTE, para buscar la manera de hacer ver a la diputada, representante social, las necesidades de los habitantes del primer distrito.

“Aquella candidata que un día nos ilusionó con sus mentiras y engañando a la gente les bajó el cielo y las estrellas, por eso queremos que nos cumpla con lo que nos prometió y que no nos dé la espalda cuando la gente la busque en el Congreso, porque se ha portado grosera y prepotente con los que un día votaron por ella”.

¡Comparte!

* * *