Adeudan gobiernos cerca de 50 mdp al comercio local

Entre el Ayuntamiento local y el gobierno estatal adeudan alrededor de 50 millones de pesos a comerciantes y ese dinero ha dejado de circular en perjuicio del empleo 

Además de los más de 25 millones de pesos que debe el Municipio, el gobierno estatal debe una cantidad similar a los comerciantes locales, por lo que se presume que son más de 50 millones de pesos los que no están circulando en la economía de La Paz, por lo que el comerciante, sin ingresos, no puede pagar empleados, no puede comprar más y tampoco puede pagar los gastos fijos de operación de un negocio, como lo es el aire acondicionado en este tiempo de verano.
Además de los más de 25 millones de pesos que debe el Municipio, el gobierno estatal debe una cantidad similar a los comerciantes locales, por lo que se presume que son más de 50 millones de pesos los que no están circulando en la economía de La Paz, por lo que el comerciante, sin ingresos, no puede pagar empleados, no puede comprar más y tampoco puede pagar los gastos fijos de operación de un negocio, como lo es el aire acondicionado en este tiempo de verano.

La morosidad de los gobiernos, tanto del Ayuntamiento de La Paz como del gobierno estatal, están agravando la crisis del comercio organizado, dijo el señor Luis Fernando Aragón, ex consejero de la Cámara de Comercio y desde hace muchos años un reconocido hombre de empresa.

Dijo que la declaración que hizo el ingeniero Carlos Guillermo Garzón Rubio, VII regidor, en el sentido de que el Ayuntamiento local debe a proveedores «entre 25 y 30 millones de pesos», vino a confirmar una preocupación y una situación que ha estado sufriendo el comerciante y que quiérase o no, ha contribuido al cierre de negocios y por tanto al número de empleos.

Además de los más de 25 millones de pesos que debe el Municipio, el gobierno estatal debe una cantidad similar a los comerciantes locales, por lo que se presume que son más de 50 millones de pesos los que no están circulando en la economía de La Paz, por lo que el comerciante, sin ingresos, no puede pagar empleados, no puede comprar más y tampoco puede pagar los gastos fijos de operación de un negocio, como lo es el aire acondicionado en este tiempo de verano.

Consideró que los gobiernos deben gastar menos en campañas políticas y dedicar más dinero a cumplir sus compromisos con los proveedores y con el comercio organizado, porque si no lo hacen ello redundará en su propio prejuicio.

Precisó que un comercio cerrado es un contribuyente menos, un contribuyente que por no estar operando no va a pagar refrendos ni licencias, ni revistas ni placas para los vehículos utilitarios. acrecentando el déficit entre los ingresos que puede tener un gobierno y sus gastos fijos, como es la nómina a sus empleados.

Es decir, que si los gobiernos no hacen un esfuerzo por ponerse al corriente con sus proveedores, no sólo se agravará la crisis del comercio, sino la crisis del gobierno, principalmente de los Ayuntamientos.

¡Comparte!

* * *